sábado, 24 de junio de 2017

El proceso de Colonización Israelí en la Patagonia bajo lupa (último informe de 2017)

Sugerimos que cuando lea una nota de este blog (sea subida de otro sitio o escrita por nosotros) ponga en práctica el consejo de San Pablo dado a los tesalonicenses que presentamos a continuación: 1Tesalonicenses 5:21 Antes bien, examinadlo todo cuidadosamente , retened lo bueno; 5:22 absteneos de toda forma de mal. 
_____________________________


The Daily Stormer


Este informe, que expone la realidad sobre la presencia de militares israelíes en la Patagonia argentina, ha sido preparado por un equipo de investigadores del Instituto de Política Internacional “La hora de los pueblos”. Para ello, algunos de sus integrantes viajaron a la zona que va desde San Martín de los Andes, en Neuquén, hasta El Bolsón, en Chubut, en búsqueda de datos de primera mano y, por ello, confiables.




Esta delicada cuestión inquieta a muchos argentinos desde hace años pero, lamentablemente, casi siempre había sido tratada casi exclusivamente sobre la base de conjeturas, trascendidos o hechos no debidamente probados.

Las sospechas comenzaron en la década de 1960 y, desde entonces, se han publicado diversos trabajos. De entre ellos rescatamos, por su seriedad y la fundamentación de sus afirmaciones, la labor realizada por el señor Hussein Triki, un tunecino que llegó a nuestro país como delegado político de la Liga de los Estados Árabes a comienzos de la década de 1960.

Sus investigaciones fueron publicadas en el libro titulado “He aquí Palestina-El sionismo desnudo” (Editorial Afrodísio Aguado, Buenos Aires, 1976). Las primeras publicaciones y conferencias de Hussein Triki, en las que dio a conocer sus estudios sobre la presencia de militares israelíes en la Patagonia, se conocieron a principios de la presidencia del doctor Arturo Illia, y produjeron la airada reacción de la DAIA y otras organizaciones sionistas que responden a las directivas de Israel.

La DAIA, que en aquel tiempo ya seguía fielmente las instrucciones del Estado de Israel, no pudo desmentir una sola de las investigaciones difundidas por el señor Triki. Sin embargo, esa organización sionista ejerció una desembozada y poderosa presión sobre el presidente Illia y su canciller Miguel Angel Zabala Ortiz, a quienes les exigieron la expulsión de nuestro país del señor Triki. Illia y Zabala Ortiz cometieron, entonces, uno de los tantos lamentables actos de obediencia de un gobierno argentino ante las exigencias israelíes, y expulsaron a Triki.

Con el tiempo, y gracias al retorno del general Perón a nuestro país y al triunfo del Frente Justicialista de Liberación, FREJULI, en las elecciones presidenciales de 1973, Hussein Triki pudo regresar a la Argentina. Vivió entre nosotros hasta morir en un accidente de tránsito en 2012.

En esa segunda estadía en la Argentina, Triki pudo publicar su obra central, el citado libro “He aquí Palestina-El sionismo desnudo”. Quienes deseen consultar esa obra de Triki pueden hacerlo en la Biblioteca de nuestro Instituto de Política Internacional “La hora de los pueblos”.


Primera etapa: MOCHILEROS




Casi simultáneamente con el retorno de los gobiernos constitucionales en 1983, comenzaron a difundirse trascendidos de la presencia de mochileros israelíes en la Patagonia, que eran en realidad militares de ese país que estudiaban la zona lacustre de la Patagonia.

Esos trascendidos aseguraban que, desde San Martin de los Andes en Neuquén, y hasta el Calafate en Santa Cruz, acampaban grupos de entre cinco y ocho militares israelíes que se alojaban en carpas modernas y bien pertrechadas. Las mismas noticias llegaban desde Chile respecto de su región patagónica.

A pesar de la repetición de tales trascendidos el gobierno nacional nunca produjo un informe oficial sobre ellos. Tampoco lo hicieron los gobiernos provinciales de la región.

La cuestión tomó estado público a fines de 1985, durante el gobierno del doctor Raul Alfonsín.
Según publicara el diario La Nación del día… , el Estado de Israel afirmaba que en la Unión Soviética había un millón de judíos perseguidos por el gobierno comunista.

Por ello, solicitó al gobierno de los Estado Unidos de Norteamérica que realizara una doble misión: que gestionara ante la Unión Soviética la salida de veinticinco mil judíos rusos y, a su vez, solicitara al gobierno argentino que permitieran la radicación de tales judíos rusos en la Patagonia.

El doctor Alfonsín aceptó el pedido norteamericano, e Israel envió una delegación oficial para que determinara el lugar exacto donde podrían crearse colonias judías en la región lacustre patagónica. La delegación israelí viajó a nuestro país, visitó la zona indicada e hizo declaraciones al diario La Nación, en diciembre de 1985, informando de lo antedicho. Adelantó, incluso, que se habían elegido los lugares más apropiados para la instalación de las colonias de judíos rusos y que habían encontrado muy buena voluntad en la Argentina para ese operativo migratorio.

Concomitantemente con ello, el 5 de enero de 1986, la corresponsalía del mismo diario La Nación en Rio Gallegos informó en su página 6 que:

“Miembros de la colectividad judía estudian la posibilidad de establecer un asentamiento que, en diez años, podría congregar unos diez mil israelíes en la localidad de El Calafate, ubicada a 200 kilómetros de esta ciudad.
“Alberto Levi portavoz de los israelíes que realizan un relevamiento en la zona, manifestó que éste es un proyecto largamente acariciado y que cuenta con el aval de autoridades argentinas’.
“Como ocurre desde hace algunos años, el Calafate -la principal villa turística del país- recibió en esta temporada a varios cientos de mochilero judíos, quienes, según sus propias manifestaciones, realizan un relevamiento de la zona para estudiar el clima, la flora, la fauna, y las riquezas potenciales del lugar.
“Según opiniones de pobladores de la zona y de mochileros, el relevamiento habría llegado a su fin con resultados favorables como para establecer un asentamiento.
“Consultado sobre la elección del lugar que, pese a sus encantos naturales, ofrece algunas complicaciones en el invierno por insuficiente infraestructura, dijeron que ‘también fueron difíciles las condiciones que había donde actualmente se levanta el Estado de Israel’.
“‘Pese a esa situación podemos considerar que el calafate tiene condiciones diez veces mejores que las que poseía Israel en sus comienzos. Aquí tenemos gas, petróleo, una tierra feraz, abundante agua y un clima adecuado para nuestras necesidades, salvo en invierno, pero eso no es un problema mayor’.
“También sostuvieron que ‘actualmente estamos gestionando ante el gobierno nacional créditos y subvenciones, tramites que están bastante adelantados’.”

A continuación y para respaldar lo que acabamos de relatar, en la foto número 2 ofrecemos copia del aludido recorte del diario La Nación.




Este proyecto de traer judíos rusos abortó poco después, a pesar de estar tan avanzado ya, debido a que la Unión Soviética no permitió la salida de los judíos indicados, aduciendo que en ese país no se perseguía a nadie. Por eso, Estados Unidos dio por terminada su gestión, el Estado de Israel no pudo continuar con su pedido y el gobierno del doctor Alfonsín cerró el caso.

Lo notable, sugestivo y muy sospechoso es que, desde ese momento y hasta hoy, todas las organizaciones sionistas de nuestro país que trabajan para Israel -la DAIA, la AMIA, y la organización Sionista Argentina OSA-, así como toda la prensa y dirigencia política que les responde, han silenciado ese intento israelí de instalar veinticinco mil judíos rusos y diez mil judíos israelíes en nuestra región lacustre patagónica.

La DAIA ha llegado más lejos aún, pues no solo ha tapado esta cuestión con una cerrada cortina de silencio, sino que, en más de una ocasión, ha tratado de descalificar a quienes difundimos el proyecto israelí-norteamericano aceptado por el doctor Alfonsín, y nos ha tildado de nazis, antisemitas, judeofóbicos e insultos por el estilo.

Conviene recordar que ésos son exactamente los epítetos que aconseja usar el Mossad para tratar de descalificar a quienes cumplimos con el deber patriótico de dar a conocer la verdad sobre las andanzas de Israel en nuestro país, incluido lo que hizo entre 1985 y 1986 en materia de penetración militar y creación de una colonia suya en la Patagonia.

Conviene recordar que así comenzó el sionismo, acompañado y protegido por Gran Bretaña, a ocupar Palestina a partir de 1919, en cumplimiento del pacto Rothschild-Balfour. En ese momento, la banca Rothschild creó la “Agencia Judia”, cuya tarea fue organizar y financiar la compra de tierras palestinas por parte de colonos judíos que deseaban vivir y trabajar en la “tierra prometida”… por Gran Bretaña.

En 1990, Juan Gabriel Labaké, que ejercía las funciones de embajador encargado de estudiar la creación de polos de desarrollo en 19 puntos geopolíticamente sensibles de las zonas de frontera, fue informado por el comandante de Gendarmería ® Francisco Arrúa de que la presencia de mochileros israelíes en la región lacustre patagónica continuaba en forma organizada y creciente.




El comandante Arrúa habló con sus compañeros de arma que estaban a cargo de los destacamentos de Gendarmería en la zona del Lago Argentino, y estos aceptaron recibir a Labaké e informarle sobre la verdadera situación que se vivía en la región respecto de los militares israelíes que la visitaban.
En febrero de ese año, Labaké y su esposa viajaron a Santa Cruz y recorrieron en auto desde El Calafate hasta El Chaltén. En ese viaje fueron recibidos por los comandantes de dos destacamentos de Gendarmería. La información que damos a continuación está basada totalmente en los datos y las pruebas documentales que aportó el comandante del destacamento de Gendarmería situado en El Calafate.

Resumidamente, el citado comandante de gendarmería informó que, en la península de Magallanes situada en la rivera del Lago Argentino, frente al glaciar Perito Moreno, existía desde hacía años un verdadero conglomerado de carpas situadas en veintidós puntos de dicha península.

Se trataba de carpas modernas, con todo el confort para habitar en ellas tanto en invierno como en verano, y dotadas de instrumental para todo tipo de estudios y mediciones topográficas. La mayoría de esas carpas tenía capacidad para unas cinco a seis personas, y eran utilizadas permanentemente por grupos de otros tantos israelíes que se renovaban cada diez a quince días. Tales grupos de israelíes estaban formados siempre por jóvenes de entre veinte a veinticinco años, acompañados por alguien un poco mayor, y todos tenían el inconfundible aspecto de los militares.

Por conversaciones mantenidas con algunos de ellos, Gendarmería sabía que eran jóvenes israelíes que habían cumplido los tres años de servicio militar que se exige en ese país, y estaban becados por el Ejército de Israel para viajar al Calafate acompañados por un oficial, que era la persona mayor que se observaba en cada grupo.

Siempre según el informe del comandante de Gendarmería, lo más llamativo era que se renovaban los grupos de mochileros cada tanto, pero la carpa con todo su equipamiento, incluido el instrumental científico, permanecía y era usado por el grupo subsiguiente.

Tales detalles, más otros datos concordantes que Gendarmería obtenía en conversaciones con los mochileros, permitían asegurar, siempre según el comandante informante, que se trataba de un verdadero operativo oficial organizado por el Ejército israelí para estudiar la zona. Agregó a ello el comandante de Gendarmería que, en otros destacamentos de esa fuerza ubicados más al norte también, se observaba la presencia de estos mochileros israelíes que venían en carpa con instrumental científico semejante.

Por otro lado, agregó el comandante de Gendarmería, simultáneamente con la presencia de estos mochileros, se había detectado la compra, por parte de israelíes, o de empresarios ligados a Israel, de cuatro grandes estancias en la península de Magallanes. Este hecho de por sí muy sugestivo, unido a la presencia constante de los grupos de carpas y mochileros militares mencionados, confirmaba la impresión de estar frente a un operativo que podría tener, en algunos años, consecuencias políticas sobre el territorio de la región.

Para respaldar sus dichos, el comandante de Gendarmería entregó a Labaké un mapa en el cual se marcaron los 22 puntos de carpas y las 4 estancias compradas por israelíes, o por argentinos vinculados a Israel.

De acuerdo a la información que posee el Instituto de Política Internacional La hora de los Pueblos, la presencia en la zona lacustre patagónica de estos mochileros, que en realidad son militares israelíes, continuó en gran escala hasta finales de la década de 1990.  

A partir del año 2000, la estrategia del Estado de Israel parece haber sido otra: el envío de los mismos veteranos del servicio militar, pero ahora también de mujeres, y la promoción del turismo israelí de personas de mayor edad. En todos estos casos, se han abandonado las carpas y se ha preferido utilizar la infraestructura hotelera de la región, concentrando los grupos de “turistas” en determinadas ciudades y en determinados hoteles.



Segunda etapa, EN HOTELES



Servicio de lavandería con anuncio en hebreo.


El Instituto de Política Internacional la Hora de Los Pueblos, en enero de este año, envió varios compañeros a recorrer las ciudades de San Martin de los Andes, Bariloche, El Bolsón y Lago Puelo, en búsqueda de información directa sobre la presencia de militares israelíes en la región.
Sus conclusiones se consignan a continuación.

Características de los israelíes que visitan la Patagonia en esta segunda etapa:

A partir del año 2000, aproximadamente, los militares israelíes que recorrieron la región lacustre de nuestra Patagonia no lo hicieron usando carpas como alojamiento, si no que se alojaron en hoteles y hosteles de la zona.

La segunda característica de esta nueva oleada de “visitantes” israelíes es que ya no son sólo militares jóvenes, si no que hay una discreta proporción de personas de mayor edad, con las características de ser civiles, y que se alojan en hoteles de cierta categoría.

Por su parte, los militares que la visitan conservan las características de quienes vinieron en la primer etapa: todos son jóvenes entre 20 y 25 años, que llegan enviados por el Ejército israelí luego de haber cumplido los tres años de servicio militar. Una novedad es que, a partir del año 2000, también llegan a nuestro territorio en esa zona mujeres israelíes militares, que han cumplido sus dos años de servicio militar.

Finalmente, lo que más llama la atención es que, en esta segunda etapa, el número de militares y civiles israelíes que merodean por la Patagonia ha ido creciendo año a año, hasta constituir un verdadero fenómeno migratorio, con algún porcentaje de ellos que opta por conseguir la residencia permanente, y un indisimulable impacto en la sociedad de al menos dos ciudades de esa región: San Carlos de Bariloche y Lago Puelo.

Comportamiento de los israelíes en esta segunda etapa:

La mayoría de los hoteleros consultados expresó que las mujeres son tranquilas, mientras que los hombres son por lo general revoltosos y agresivos.

Otro observador que envió el Instituto, también en enero de este año, recibió testimonios de pobladores de San Martín de los Andes que ratifican la información anterior. En concreto, este nuevo informe afirma que en San Martin de los Andes hay pocos hosteles que aceptan israelíes debido a problemas generados por su comportamiento.

Respecto a la edad y al origen de tales turistas, se repite en general lo dicho para la primera etapa: en su mayoría son jóvenes de entre 20 y 25 años, que viajan luego de haber cumplido el servicio militar obligatorio en Israel (3 años los varones, y 2 años las mujeres), y vienen siempre en grupos.

Y tal como adelantamos hay un grupo minoritario, pero de importancia creciente, de personas de 50 años para arriba, que viajan en familia y se comportan como civiles.

Mientras el primer grupo, el de jóvenes, se aloja en hosteles, el segundo grupo lo hace en hoteles de mayor categoría, y vienen normalmente con sus hijos.

Otra característica es que todos o casi todos los jóvenes presentan síntomas de haber sufrido una gran tensión nerviosa propia de los soldados que han participado en acciones bélicas. Su estadía en la Patagonia les produce una especie de “liberación” o de “desenfreno”, que los lleva a ejecutar acciones violentas, destrozos, mal comportamiento, agresiones personales a terceros y en general todo tipo de conductas antisociales hacia los argentinos. Actitud o conducta que, para ellos, es un juego o diversión.

Resultados obtenidos en San Martin de Los Andes:

Durante la recorrida por diversos hosteles y organismos oficiales, no se pudo saber a ciencia cierta cuántos mochileros israelíes vienen por año a esta ciudad. No hay estadísticas en la Secretaria de Turismo. Un dato preciso es que el 15% de los visitantes proviene del exterior: fundamentalmente de Chile, Alemania, Brasil, Israel, Uruguay y Canadá.

Otro informe asegura que hay un hostel que los recibe en forma masiva, cuyas características coincide con lo que veremos al tratar el caso de Lago Puelo.

Tanto los hosteles como el Centro de Información Turística han coincidido en que la mayor presencia de turistas israelíes se da entre los meses de octubre y febrero, y gastan mucho dinero.

Resultados obtenidos en Bariloche:

Se pudo confirmar que hay una gran comunidad judía, formada en alguna medida por residentes permanentes en esa ciudad. Para todos los turistas israelíes, Bariloche es un paso obligatorio.
En los últimos años el turismo israelí ha ido creciendo en Bariloche, y se pueden ver carteles en hebreo, locutorios que adecuaron sus teclados con los símbolos de ese idioma y hasta una pequeña “embajada” del grupo religioso y político Jubad Lubavitch, que representa al sector ortodoxo de la comunidad judía. El Jubad Lubavitch en Bariloche está a cargo del rabino Boaz Klein, quien recibe a los viajeros, los asesora y los ayuda con los trámites.

Conviene agregar que Jubad Lubavitch es un grupo fundamentalista que, si bien oficialmente está dedicado a la práctica de religión judía, maneja a través de sus socios principales inmensos capitales y, por ello mismo, tiene una enorme influencia en la política israelí, y en la política norteamericana y de otros países, especialmente en el nuestro.

Jubad Lubavitch tiene estrecha relación política con un grupo israelí semejante, denominado Gush Emunin, que está más volcado a la política que los Lubavitch.

El Gush Emunin recibe un amplio apoyo económico del Jubad Lubavitch para solventar su actividad política y es, en este momento, el principal sostén del primer ministro Benjamín Netanyahu y sus políticas de extrema dureza con los palestinos y su intransigente y permanente ocupación de territorios de la llamada Cisjordania.

Por otro lado, Gush Emunin ha logrado infiltrar a un buen sector del Shin Beth, el servicio secreto israelí encargado de la seguridad interior de Israel.

Un dato significativo es que Igal Amir, el asesino del ex presidente israelí Isaac Rabin, es miembro de Gush Emunin y, a su vez, agente del Shin Beth.

Una comisión oficial, encabezada por el presidente de la Corte Suprema de Israel determinó el nombre del asesino de Rabin, y las circunstancias que rodearon a ese hecho criminal, de modo que no hay duda alguna de la veracidad de lo que estamos afirmando.

El otro dato, quizás más significativo aún, es que la dirigencia y los partidarios del Gush Emunin y del partido Irgún (fundado por Menahen Begin) consideran al asesino de Rabin como un héroe nacional y le rinden homenaje en cada aniversario de su crimen, para lo cual se reúnen en acto público frente a la cárcel que alberga al asesino.

Tal es el contorno en el que se mueve y actúa el Jubad Lubavitch, que ha sentado sus reales en San Carlos de Bariloche y tiene una creciente actividad pública en esa ciudad, tal como muestran las fotos que se reproducen a continuación:



Cartel en la Casa Jubad- Foto propia. 
 


Jubad Lubavitch, ubicado en la calle Ángel Gallardo 146. Se encuentra a pocas cuadras del Centro Cívico de Bariloche. (Foto Diario Río Negro)



Locutorio con carteles en hebreo.



Antigua sede de Jubad Lubavitch.



 Cartel en hebreo Jubad Lubavitch.



Rabino Klein y su esposa.


Todos los viernes, la casa de Jubad Lubavitch recibe a integrantes de la comunidad judía de Bariloche y turistas para celebrar el “shabat”. Más de 1.000 personas por semana pasan por allí.



El diario Israel Hayom refleja la celebración de Hanukkah en Bariloche.



Reunión en el Centro Cívico.



Festejo del shabat en Bariloche.



Bariloche es un lugar de encuentro para el turismo militar israelí.


Dada la importancia que tienen Jubad Lubavitch, Eduardo Elsztain y sus negocios para comprender la penetración israelí en la Argentina, al final de este informe incluimos un anexo con los detalles del poder que poseen tanto los Lubavitch como Elsztain.

Opinión de algunos militares-turistas israelíes:

“Es muy duro el ejército para nosotros. Por eso, la necesidad de viajar y conocer”, dijeron.

Al preguntarles sobre la forma de entrenamiento que realizan, se niegan a contestar aduciendo que no pueden hablar de cuestiones del Ejército, ya que lo tienen prohibido, pero insisten en que se sufre mucho.

Sobre el conflicto con Palestina prefieren no hablar tampoco, pero aclaran que no lo hacen porque les es difícil explicarlo.

A los 18 años ingresan al servicio militar obligatorio que, como ya dijimos, dura 3 años para los varones y 2 para las mujeres. Luego los envían a viajar.

Terminadas sus vacaciones, vuelven a Israel y permanecen como reservistas hasta cumplir los 45 años. En ese prolongado lapso, hombres y mujeres deben presentarse anualmente, como mínimo 20 días para su actualización y entrenamiento en el manejo de nuevas armas y tácticas guerreras. De esa manera están listos para cualquier tipo de acción que el Ejército les exija.

Buena parte de estos militares luchó en la Franja de Gaza, en donde aseguran que les tocó ver cosas “muy fuertes”.

En casos como el de Gaza, el servicio militar se alarga hasta 5 años.

Al preguntarles sobre si hay algún tipo de interés de Israel en la Patagonia, evitan responder.

Respecto al aumento permanente de israelíes en Bariloche, vale consignar que en los meses de enero y febrero del 2005, los turistas israelíes aportaron el 1% de ocupación de 72 establecimientos hoteleros de la ciudad de San Carlos de Bariloche, según la encuesta de Perfil y Gasto del Turista.
10 años después, en 2015, el aporte israelí en esos 2 meses había trepado ya al 12,73%.

 Estimaciones confiables indican que hoy esa cifra supera el 15%.

La gran cantidad de turistas israelíes que recibe Bariloche ha generado que, a fines de agosto del 2016, el Estado de Israel le entregue un reconocimiento al Parque Nacional Nahuel Huapi.



A la izquierda el intendente del Parque Nacional Nahuel Huapi, guardaparque Damián Mujica. Al centro el Dr. Hernando Noel Grosbaum, cónsul honorario de Israel en la Patagonia. Derecha el director de la Delegación Regional Patagonia de Parques Nacionales, Señor Claudio Chehébar.


Consulado de Israel en la Patagonia

El consulado de Israel fue creado el 19 de junio de 2008 y su radio de acción cubre toda la región patagónica. Actualmente funcionan, además, un Consulado Honorario en Mendoza y otro en Córdoba. El de la región patagónica tiene jurisdicción en Río Negro, Neuquén, Chubut y Santa Cruz. La sede está ubicada en la calle Roca 340, piso 1° Of. “E”, 8324 Cipolletti, Río Negro. Se creó, afirman, para asistir a los ciudadanos israelíes que vienen como turistas a la región patagónica.

Resultados obtenidos en el Bolsón

Los responsables de la mayoría de los hostels no pudieron decir qué cantidad de extranjeros vienen por año. Aseguran que de octubre a febrero se ve un aumento considerable de turistas israelíes.
Muchos hostels recordaron que en 2014 se realizó un boicot contra los turistas israelíes, en defensa del pueblo palestino. La campaña pretendía que comerciantes hoteleros nieguen atención y alojamiento a los turistas de origen israelí.

En aquel entonces la feria de artesanos se vio empapelada de folletos que decían: BOICOT AL TURISMO MILITAR ISRAELÍ. Más del 80% de los puestos se adhirió.



Muchos artesanos se adhirieron al reclamo.


Resultados obtenidos en Lago Puelo

En el pequeño pueblo de Lago Puelo se encuentra el Hostel Onda Azul, que cuenta con 200 plazas hoteleras, que son cubiertas en un 90% por turistas israelíes.

El hostel se ubica a la vera del río Azul. Onda Azul se promociona en base a la recepción de turismo israelí y tiene, incluso, su página de Facebook con publicaciones mayoritarias en yiddish (idioma popular que hablan los judíos emigrados al este europeo desde su hábitat originario en la antigua Khazaria, región asiática enclavada al norte y entre el mar Negro y el mar Caspio) o hebreo (idioma del antiguo pueblo israelita, el de la Biblia, hoy restaurado manu militari por el Estado de Israel como idioma oficial y obligatorio).

Onda azul es el hostel más representativo de la comarca para los israelíes.

El dueño es un judío de 67 años, que manifiesta haber abandonado Israel en 2003, desilusionado por la conducta del gobierno israelí en el conflicto en Medio Oriente (cree que Netanyahu no tiene intenciones de llegar a la paz).

Según él, muchos de los jóvenes que vienen a su hostel son oficiales de reservas de Israel.
Agrega que la mayoría de los israelíes vienen a desconectarse de todo lo que les sucede en Medio Oriente.

Asegura que, desde que abrieron el hostel en el año 2004 hasta la actualidad, han pasado más de 40.000 mochileros.

Este dato adquiere suma importancia porque proviene de un hombre conocedor de la materia y de nacionalidad israelí (y quizás enviado por Israel para instalar ese hostel), de modo que la cifra no puede ser exagerada y hay que darla por cierta.

Si un solo hostel ha recibido 40.000 militares israelíes en 12 años (a un promedio de 3500 por año, aproximadamente) significa que la cifra para toda la región lacustre patagónica puede ser significativamente mayor a los 8.000 mochileros anuales que se calculaba en la primera etapa, la que se prolongó desde 1980 a 2000.



Hostel Onda Azul, muy cerca del centro de Lago Puelo.



Hostel Onda Azul.


El caso del programa israelí “Mochileros sin Fronteras”

El Estado de Israel y su ejército, conscientes de que en el pueblo argentino y en otros países estaba causando preocupación la sospechosa presencia de militares israelíes que hacían turismo como si fueran mochileros, sus servicios de inteligencia organizaron un nuevo programa de penetración llamado “Mochileros sin Fronteras”.

La prensa argentina de propiedad de grupos sionistas difundió a fines del 2016 la noticia de que “Mochileros sin Fronteras” actuaba en el partido de San Miguel y en el partido de La Matanza, ambos de la Provincia de Buenos Aires, desde hacía 3 años.

Tratándose de prensa totalmente vinculada al Estado de Israel no es de extrañar que dieran una visión edulcorada de esta nueva punta de lanza que la inteligencia israelí introduce en nuestro país.
Así, Infobae – Tendencias, del 08-12-16, publicó una nota titulada: “Mochileros sin fronteras”, el voluntariado solidario que une Israel y Argentina, en la que afirman: Los “Mochileros sin fronteras” decidieron anclar en Argentina para ayudar a los que más lo necesitan.

Continua Infobae:

“La idea es sagrada, Hacer un mundo mejor”. Inspirado en uno de los principios morales del pueblo judío – “Reparación de la Humanidad”-, el proyecto “Mochileros sin fronteras” propone fusionar las ganas de ayudar con la necesidad de recibir ayuda”.

A su turno, el embajador de Israel en la Argentina, el Señor Ilan Sztulman, aseguró:

“En el judaísmo hay una tradición que dice que cada judío tiene la obligación de hacer el mundo mejor”. (…) “Mochileros sin fronteras realizan tareas para mejorar el mundo”.

Por eso tal vez es que haya muchas organizaciones como estas en Israel. Principalmente, ‘Mochileros sin fronteras’ “. La definición también es del embajador israelí en la Argentina, promotor de estas visitas sociales al país. En Argentina, los jóvenes visitantes colaboran con un comedor en la localidad bonaerense de San Miguel, en cooperación con la embajada y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, y también organizaciones locales como Macabi.

“Los voluntarios son recién egresados del ejército israelí”, reconoce Infobae.

“En la Argentina el programa de voluntariado ‘Mochileros sin Fronteras’ ya brindó asistencia a más de 1100 niños”.

Hasta acá la información transmitida por Infobae.

Por su parte, el sitio Itongadol informó en su edición del 30-11-15 lo siguiente:

La organización israelí “Mochileros sin fronteras” llegó a la Argentina y lanzó su primer proyecto en Sudamérica.

El grupo está llevando adelante su programa en el barrio El Faro en San Miguel (Provincia de Buenos Aires).

Allí 25 jóvenes israelíes construirán los cimientes de lo que será el futuro Comedor “Los Angelitos de Madre Rosa”, en donde se ofrecerá comida para más de 200 chicos que viven en la zona, se llevarán a cabo talleres y actividades, y contará también con un espacio de recreación al aire libre para niños, adolescentes y jóvenes del barrio.

La iniciativa se está llevando a cabo en conjunto con el Club Hebreo Macabi (donde se están hospedando los jóvenes) la Asociación Civil El Leoncito Dan, la fundación Umbrales del Tercer Milenio, la Parroquia Nuestra Señora del Valle Club, la Escuela de la Providencia y vecinos del barrio.

El grupo vive durante dos semanas con la gente del lugar necesitado y ayuda en distintos tipos de tareas, como arreglos, pintura, construcción, cañerías, gas, luz, etc. Además brindan apoyo escolar, idiomas, artes, defensa personal, primeros auxilios, higiene, canto, música, etc.

Por nuestra parte agregamos que un operativo semejante al de San Miguel lo esta realizando “Mochileros sin frontera” en el partido de la Matanza.

Además, en el vídeo que hemos logrado obtener se escucha un cántico utilizado en ambas localidades, cuya letra termina siempre con el estribillo “San Miguel e Israel” y “La Matanza e Israel”.

Es evidente que el operativo “Mochileros sin fronteras” es una pieza importante en el plan israelí de penetración en nuestro país.

La audacia del Estado de Israel, que lo ha llevado a programar este grosero operativo se explica solamente por la seguridad que tienen de que la prensa y la dirigencia política de la Argentina están totalmente silenciados por la presión, por las dádivas o por los intereses compartidos con los grupos sionistas que operan desde la DAIA, la AMIA y la OSA.

De otra forma, sería una operación muy riesgosa, pues su intencionalidad de penetración política es muy clara.

Por eso, el Instituto de Política Internacional La Hora de Los Pueblos decidió incorporar el tema de los “Mochileros sin frontera” como último y concluyente capítulo de este informe sobre “el turismo militar israelí en la Patagonia”.

Anexo sobre Jubad Lubavitch, Eduardo Elsztain y sus negocios en la Argentina.



Eduardo Elsztain (dcha), junto a Ronald S. Lauder, presidente del Congreso Judío Mundial.


Por otro lado, es necesario remarcar que la máxima autoridad del Jubad Lubavitch en la Argentina, y la segunda en el orden mundial, es el multimillonario Eduardo Elsztain. Para evitar toda sospecha sobre la autenticidad e imparcialidad de los datos que consignamos sobre el señor Elsztain, nos limitamos a transcribir textualmente la descripción que hace de él el sitio Wikipedia, insospechado de ser nazi, antisemita o judeofóbico…

Informa Wikipedia:

Eduardo Elsztain (26 de enero de 1960) es un empresario argentino.
Es el presidente y mayor accionista del grupo IRSA, dedicado a las inversiones inmobiliarias (el Grupo IRSA es el dueño de Alto Palermo, del Abasto Shopping, Patio Bullrich, del shopping Dot y del Distrito Arcos).
Elsztain posee, además, centros comerciales y agropecuarias (CRESUD). Se lo asocia a grandes empresarios a nivel mundial. Recibió un Premio Konex – Diploma al Mérito en 2008.
Elsztain también es el presidente:

– del Banco Hipotecario,
– de la Fundación IRSA,
– de la Fundación Hillel Argentina (Nota nuestra: El objetivo de Hillel es maximizar la cantidad de judíos interactuando y participando en actividades de la comunidad judía), y
– de la Taglit Birthright en Argentina (Nota nuestra: Taglit Birtsright es un programa del Estado de Israel dedicado a lograr que jóvenes judíos de todo el mundo –basta con que tengan un abuelo judío- visiten Israel durante 10 días, y participen de un “tour educativo” preparado, dirigido, guiado y pagado por el Estado de Israel, para que conozcan las bondades del Estado de Israel…),
– Miembro del Directorio de Endeavor (Nota nuestra: Endeavor es una fundación cuyo objetivo declarado es apoyar a los emprendedores jóvenes; sus principales sostenedores son el banco norteamericano J. P. Morgan del grupo Rockefeller; el Banco de Galicia de propiedad de los grupos familiares Escasany, Stanley y Blaquier, de Jorge Britos-Macro, y en él tienen influencia los grupos Macri-Socma y Goldman Sachs). Taglit Birtsright también recibe sostén de la Fundación IRSA, de propiedad del propio Elsztain, del Banco Hipotecario, ídem; y del diario LA NACIÓN.

En el año 1997, Elsztain fue uno de los encargados de la privatización del banco Hipotecario Nacional, el cual se reorganizó como sociedad anónima. Por las irregularidades en dicha privatización fue denunciado, junto con Carlos Menem, Daniel Marx y el ex ministro de Economía Roque Fernández, y otros funcionarios por la presunta comisión de los delitos de asociación ilícita, fraude en perjuicio de la administración pública, usura, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario, cohecho pasivo y tráfico de influencias, malversación, peculado, negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, fraude al comercio y a la industria.

(Nota nuestra: Los denunciantes fueron los entonces diputados del ARI, Elisa Carrió, Alfredo Bravo, Héctor Polino, Oscar González, Jorge Rivas y Juan Domingo Zacarías).

En 2014, Elsztain se convirtió en el número dos del Congreso Judío Mundial.

El diputado Martín Lousteau afirmó que IRSA tiene vinculaciones fuertes con el PRO e hizo foco en la concesión de Buenos Aires Design, donde la empresa paga 46.800 pesos por mes por un predio que tiene 70 locales comerciales, 2 centros de eventos y convenciones y 140 cocheras.

La empresa IRSA ha sido vinculada al actual gobierno de la ciudad, a tal punto que algunos funcionarios han sido denunciados ante la justicia por supuestamente favorecer a la empresa, entre ellos Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta que fue denunciado por tráfico de influencias para favorecer a IRSA una de las empresas que financió su campaña.



Mauricio Macri, presidente de Argentina.


Posteriormente, Christian Sanz denunció por negociaciones incompatibles con la función pública al jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Varios diputados de la ciudad señalaron fuertes vínculos entre el grupo IRSA y el partido gobernante de la ciudad el PRO. La empresa tiene como representante a Augusto Rodríguez Larreta, el hermano del actual jefe de Gabinete (esta información es anterior al 10-12-15, pues Horacio Rodríguez Larreta es hoy jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires).

Forbes Argentina estimaba la riqueza de Elsztain en torno a los 5 mil millones de dólares en 2011, aunque la cifra es apenas un estimativo. Los activos de su empresa madre, IRSA, ascendían a 9.810 millones de pesos al 30 de junio de 2014, según el balance presentado por la compañía a la Comisión Nacional de Valores (CNV). Según Diario Z, “él y su familia poseen aquí 16.250.000 metros cuadrados entre edificios, shoppings y terrenos: la misma superficie que los barrios de Belgrano, La Boca y Recoleta juntos”.

Quien desee profundizar sus conocimientos sobre el grupo Jubad Lubavitch de la Argentina, su grado extremo de fundamentalismo y su entramado de prácticas religiosas con intereses económicos y políticos de alcance internacional, puede consultar, en la biblioteca del Instituto de Politica Internacional la hora de los Pueblos, el libro “Los lubavitch en la Argentina”, de Alejandro Soifer, un autor judío residente en Argentina (Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 2010).








Fuente: http://es.dailystormer.com/2017/06/05/el-proceso-de-colonizacion-israeli-en-la-patagonia-bajo-lupa-ultimo-informe-de-2017/



_____________________________
¿Está usted afirmado sobre la Roca de la Salvación? Jesucristo: Dios con nosotros, quien vino a morir por nuestros pecados y nuestra maldad; quien resucitó al tercer día y vuelve en breve según su inquebrantable promesa. Isaías 55:6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.Isa 55:7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

0 Comments:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...