martes, 29 de noviembre de 2016

Los Vínculos de Fidel Castro con el Narcotráfico Colombiano

Sugerimos que cuando lea una nota de este blog (sea subida de otro sitio o escrita por nosotros) ponga en práctica el consejo de San Pablo dado a los tesalonicenses que presentamos a continuación: 1Tesalonicenses 5:21 Antes bien, examinadlo todo cuidadosamente , retened lo bueno; 5:22 absteneos de toda forma de mal.

_____________________________


Tribuna de periodistas


En un libro titulado "El verdadero Pablo", el narcotraficante colombiano John Jairo Velásquez, mano derecha del fallecido rey de la droga Pablo Escobar Gaviria, vinculó a los líderes cubanos Fidel —ahora fallecido— y Raúl Castro con el tráfico de estupefacientes del cartel de Medellín.




Velásquez, también conocido por el sobrenombre de "Popeye", cumple una condena a prisión por narcotráfico y homicidio en Colombia y asegura en el libro, escrito por la periodista Astrid Legarda, que el general cubano Raúl Castro, hermano de Fidel, participó en una larga operación de tráfico de drogas junto a su jefe, Escobar Gaviria, mediante una relación propiciada por el propio Fidel con ayuda del M-19, guerrilla colombiana activa en aquel momento.

Fragmentos del libro aparecieron en la revista colombiana Semana:

"Pablo (Escobar) estaba feliz con esa ruta (Colombia-México-Cuba-Estados Unidos). Decía que era un placer hacer negocios con Raúl Castro, pues era un hombre serio y emprendedor", según Velásquez.
De acuerdo con "Popeye" la operación a que hace referencia, que duró dos años, fue conducida "por los militares cubanos al mando del general (Arnaldo) Ochoa y el oficial Tony de la Guardia, bajo instrucciones directas de Raúl Castro".

La operación en Cuba se llevaba a cabo a través de aviones que trasladaban entre 10 mil y 12 mil kilogramos de cocaína en cada vuelo. Según "Popeye" fue tan exitosa que le permitió a Escobar multiplicar sus ganancias.

"Esta ruta llenó las arcas del Patrón (como se le llamaba a Escobar), quien se encontraba ilíquido al comenzar los negocios con los cubanos, pues la guerra con el Estado colombiano (para evitar la extradición) le había demandado muchos recursos", cuenta el narcotraficante.

Velásquez afirma en el libro que "con ayuda de Jorge Avendaño, apodado el 'Cocodrilo', el 'Patrón' llega a Fidel Castro, en la isla de Cuba. Éste lo conecta con su hermano Raúl y así se inicia una operación de tráfico de cocaína. Pablo Escobar conserva la amistad con Fidel Castro, desde su estadía en Nicaragua; nunca han hablado personalmente, pero sostienen permanente y fluida comunicación por cartas y terceras personas. La amistad se establece a través de Álvaro Fayad, el comandante del M-19, e Iván Marino Ospina".

"Los cubanos reciben 2.000 dólares por cada kilo de droga transportada y 200 dólares por cada kilo custodiado. La tajada de la mafia en México, por el uso de su infraestructura, como puente a la isla, oscila entre 1.500 y 2.000 dólares por cada kilo, dependiendo de la importancia del embarque. La cercanía entre México y la isla cubana da margen para transportar más cantidades de cocaína y gastar menos combustible", agrega Velásquez.

"La ruta cayó cuando se destapó todo el escándalo, al caer un gran cargamento decomisado por la DEA, proveniente de Cuba, y varios cubanos detenidos confesaron delatando la operación. La investigación lleva a la DEA hacia el cartel de Medellín y al gobierno cubano. El 'Cocodrilo' sale de Cuba rumbo a Colombia. La investigación llega hasta las más altas esferas del gobierno norteamericano. El tráfico es a gran escala y alegan que es imposible que los funcionarios de la isla no lo supieran. Esto pone al gobierno de Cuba en la mira de sus más encarnizados enemigos, los norteamericanos. Mucha cocaína quedó enterrada en suelo cubano", narra el narcotraficante.

Al descubrirse la operación, "Fidel Castro no se queda con los brazos cruzados y ordena una farsa de investigación para de esta forma protegerse él y de paso, a su hermano Raúl", señala "Popeye". "Se acusa al general Arnaldo Ochoa y 11 personas más; en tiempo récord, el general es fusilado con sus más cercanos colaboradores, creyendo que con esto tapaban el sol con un dedo".

Según informes de prensa, Velásquez es el único de los miembros del cartel de Medellín que ha dado detalles completos, en calidad de testigo, de los crímenes ejecutados por Escobar en Colombia y el exterior durante dos décadas. El rey de la droga murió en un enfrentamiento con la policía colombiana el 2 de diciembre de 1993.

El general Ochoa y el coronel Tony de la Guardia fueron fusilados en julio de 1989 tras un juicio militar que se les siguió en Cuba y que conmocionó a la sociedad cubana. Otros dos militares cubanos fueron también ejecutados y unos 10 colaboradores civiles y militares fueron condenados a prisión.

Las declaraciones de "Popeye" coinciden con una afirmación hecha por Fidel Castro en una sesión del Consejo de Estado de Cuba, en la que el dictador cubano la emprende contra Ochoa y De la Guardia de esta manera: "...son unos hijos de puta, tratar de mezclar a Raúl en esto".

Esa sesión fue transmitida por la Televisión Cubana y nunca se supo cómo, cuándo y por qué Ochoa y De la Guardia mencionaron el nombre de Raúl Castro durante el proceso que les costó la vida.

En la misma sesión Fidel Castro dijo que "si en algún lugar se sabe lo que hace la gente es en el MINFAR (Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias)". Ello implica que habría sido muy difícil para Ochoa y De la Guardia llevar a cabo actividades de la mencionada envergadura sin que sus jefes se percataran de ello. Fidel Castro es el comandante en jefe de las fuerzas armadas cubanas y su hermano Raúl es el ministro del MINFAR.

Desertores y expertos en temas cubanos han indicado que es imposible en Cuba realizar actividades como las que menciona "Popeye" ahora y que se ventilaron en el juicio contra Ochoa y De la Guardia, sin que Fidel y Raúl Castro conozcan tales actividades, debido al absoluto control que ambos ejercen no sólo sobre las fuerzas armadas y los aparatos de inteligencia, sino sobre toda la sociedad cubana.

Durante el juicio por narcotráfico de Ochoa y De la Guardia, prestó testimonio el entonces jefe de la contrainteligencia militar cubana, quien a una pregunta del fiscal respecto a cómo se había enterado de las operaciones de los acusados, el oficial respondió contradictoriamente que todo comenzó con una "orden del comandante en jefe (Fidel Castro)" para que se investigara el caso.

Expertos cubanos han comentado que un proceso de investigación de la contrainteligencia militar, por lógica, no empieza con una orden del jefe de Estado, sino al revés, con información que los servicios de inteligencia entregan al gobierno. Agregan que es imposible que un jefe de gobierno sepa más que su jefe de contrainteligencia militar y le ordene que investigue un delito.

Testimonios de cubanos que han salido de la isla, han dado cuenta también de la presencia de Escobar Gaviria en clubes militares y hoteles cubanos, en la década de los años 80.



Fuente: http://periodicotribuna.com.ar/17668-los-vinculos-de-fidel-castro-con-el-narcotrafico-colombiano.html



 _____________________________
¿Está usted afirmado sobre la Roca de la Salvación? Jesucristo: Dios con nosotros, quien vino a morir por nuestros pecados y nuestra maldad; quien resucitó al tercer día y vuelve en breve según su inquebrantable promesa. Isaías 55:6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.Isa 55:7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

0 Comments:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...