lunes, 6 de junio de 2016

Carta de Advertencia de Rusos viviendo en EEUU sobre Posible Tercera Guerra Mundial

Sugerimos que cuando lea una nota de este blog (sea subida de otro sitio o escrita por nosotros) ponga en práctica el consejo de San Pablo dado a los tesalonicenses que presentamos a continuación: 1Tesalonicenses 5:21 Antes bien, examinadlo todo cuidadosamente , retened lo bueno; 5:22 absteneos de toda forma de mal. 

_____________________________ 


Sakerlatam


Nosotros, los abajo firmantes, somos rusos viviendo y trabajando en los EEUU. Hemos estado observando con creciente ansiedad como las políticas actuales de los EEUU y la OTAN nos han puesto en el curso de una colisión extremadamente peligrosa con la Federación de Rusia, al igual que con China. Muchos respetados patriotas americanos,  como Paul Craig Roberts, Stephen Cohen, Philip Giraldi, Ray McGovern y muchos más han emitido advertencias de una inminente Tercera Guerra Mundial. Pero sus voces casi se han perdido entre el estruendo de unos medios de comunicación que están llenos de historias engañosas e inexactas que caracterizan a la economía rusa como sumida en la confusión y al ejército ruso como débil, todo basado en ninguna evidencia. Pero nosotros, que conocemos tanto de la historia de Rusia y el estado actual de la sociedad rusa y el ejército ruso, no podemos tragar estas mentiras. Ahora sentimos que es nuestro deber, como rusos que viven en los EE.UU., advertir al pueblo estadounidense que les están mintiendo, y debemos decir la verdad. Y la verdad es simplemente esta:

Si va a haber una guerra con Rusia, entonces los Estados Unidos serán sin duda destruidos, y la mayoría de nosotros terminaremos muertos.





Echemos un paso atrás y pongamos lo que está sucediendo en un contexto histórico. Rusia ha sufrido mucho a manos de los invasores extranjeros, perdiendo 22 millones de personas en la Segunda Guerra Mundial. La mayoría de los muertos eran civiles, debido a que el país fue invadido, y los rusos han prometido no dejar nunca que un desastre así ocurra de nuevo. Cada vez que Rusia ha sido invadida, salió victoriosa. En 1812 Napoleón invadió Rusia; en 1814 caballería rusa entró en París. El 22 de junio de 1941, la Luftwaffe de Hitler bombardeó Kiev. El 8 de mayo de 1945, las tropas soviéticas, entraron en Berlín.




Pero los tiempos han cambiado desde entonces. Si Hitler atacara a la Rusia de hoy, terminaría muerto 20 a 30 minutos más tarde, su búnker reducido a brillantes escombros por el impacto de un misil de crucero supersónico Kalibr lanzado desde un pequeño barco de la Armada rusa desde algún lugar en el Mar Báltico. Las capacidades operativas de los nuevos militares de Rusia han sido más que persuasivamente demostradas durante la reciente acción contra ISIS, Al Nusra y otros grupos terroristas que operan con fondos extranjeros en Siria. Hace mucho tiempo, Rusia tenía que responder a las provocaciones luchando batallas en la tierra en su propio territorio, a continuación, lanzar una contra-invasión; pero esto ya no es necesario. Las nuevas armas de Rusia hacen posible la represalia instantánea, indetectable, imparable y perfectamente letal.

Por lo tanto, si mañana una guerra llegara a estallar entre los EE.UU. y Rusia, se garantiza que los EE.UU. sería aniquilados. Como mínimo, la red eléctrica dejaría de existir, no habría Internet, no habría tuberías de petróleo y gas, no habría un sistema de carreteras interestatales, no habría transporte aéreo o de navegación basada en GPS. Los centros financieros se encontrarían en ruinas. El Gobierno en todos sus niveles dejaría de funcionar. las fuerzas armadas de Estados Unidos, estacionados en todo el mundo, ya no podrían ser reabastecidos. Al extremo, toda la masa continental de los EE.UU. se vería cubierta por una capa de ceniza radiactiva. No les decimos esto para ser alarmistas, sino porque, en base a todo lo que sabemos, nosotros mismos estamos alarmados. Si es atacada, Rusia no dará marcha atrás; ella va a tomar represalias, y ella aniquilará por completo a los Estados Unidos. 

El liderazgo de Estados Unidos ha hecho todo lo posible para empujar la situación al borde del desastre. En primer lugar, sus políticas anti-rusas han convencido a los dirigentes rusos que hacer concesiones o negociar con Occidente es inútil. Se ha hecho evidente que Occidente siempre apoyará cualquier individuo, movimiento o gobierno anti-ruso, ya sean oligarcas rusos evasores de impuestos, criminales de guerra Ucranianos condenados, los terroristas wahabíes chechenos apoyados por Arabia Saudita o punkies para buscan profanar la Catedral de Moscú. Ahora que la OTAN, en violación de sus promesas anteriores, se ha expandido hasta la frontera rusa, con las fuerzas estadounidenses desplegadas en los estados del Báltico, dentro del alcance de la artillería de San Petersburgo, la segunda ciudad más grande de Rusia, los rusos han quedado sin ningún espacio donde replegarse. No van a atacar; ni se van a retirar o rendirse. El liderazgo de Rusia goza de más del 80% de apoyo popular; el 20% restante parece sentir que está siendo demasiado blando en su oposición a la invasión occidental. Sin embargo, Rusia tomará represalias, y una provocación o un simple error podría desencadenar una secuencia de eventos que terminarán con millones de estadounidenses muertos y el de los Estados Unidos en ruinas.

A diferencia de muchos estadounidenses, que ven la guerra como una emocionante y victoriosa aventura en el exterior, los rusos odian y temen la guerra. Pero también están preparados para ella, y se han estado preparando para la guerra desde hace varios años. Su preparación ha sido más eficaz. A diferencia de los EE.UU., que derrocha incontables miles de millones en dudosos programas de costosas armas, tales como el luchador para trabajo conjunto F-35, los rusos son muy tacaños con sus rublos para defensa, consiguen cerca de 10 veces el retorno de la inversión en comparación con la inflada industria de defensa de EE.UU. Si bien es cierto que la economía rusa ha sufrido por los bajos precios de la energía, está lejos de ser un caos, y se espera un retorno al crecimiento el próximo año. El senador John McCain llamó una vez a Rusia “Una gasolinera que se hace pasar por un país.” Bueno, él mintió. Sí, Rusia es el mayor productor de petróleo del mundo y el segundo mayor exportador de petróleo, pero también es el mayor exportador mundial de los cereales y la tecnología de la energía nuclear. Es tan avanzado y sofisticado como la sociedad en los Estados Unidos. Las fuerzas armadas de Rusia, tanto convencionales como nucleares, ya están listas para luchar, y que están más que a la altura de los EE.UU. y la OTAN, especialmente si estalla una guerra en cualquier lugar cerca de la frontera con Rusia.

Pero esta lucha sería suicida para todos las partes. Creemos firmemente que una guerra convencional en Europa tiene una gran posibilidad de convertirse en nuclear muy rápidamente, y que cualquier ataque nuclear de EE.UU. / OTAN sobre las fuerzas o territorio ruso dispararía automáticamente un ataque nuclear ruso de retaliación a los Estados Unidos continentales. Contrariamente a las declaraciones irresponsables hechas por algunos propagandistas estadounidenses, los sistemas de misiles antibalísticos estadounidenses son incapaces de proteger al pueblo estadounidense de un ataque nuclear ruso. Rusia tiene los medios para atacar a blancos en los EE.UU. con armas nucleares de largo alcance, así como las armas convencionales.

La única razón por la que EE.UU. y Rusia se han visto en un curso de colisión, en lugar de reducir las tensiones y aumentar la cooperación en una amplia gama de problemas internacionales, es la terca negativa por parte del liderazgo de Estados Unidos de aceptar a Rusia como un socio igual: Washington está empeñado en ser el “líder mundial” y la “nación indispensable”, aun cuando su influencia disminuye de manera constante como consecuencia de la estela dejada por su política exterior y los desastres militares, tales como Irak, Afganistán, Libia, Siria, Yemen y Ucrania. La continuación el liderazgo mundial de Estados Unidos es algo que ni Rusia, ni China, ni la mayoría de los otros países están dispuestos a aceptar. Esta pérdida gradual pero evidente de poder e influencia ha causado que el liderazgo de Estados Unidos se torne histérico; y no hay más que un pequeño paso de histérico a suicida. Los líderes políticos de Estados Unidos deben ser puestos bajo vigilancia de suicidio.




En primer lugar, estamos apelando a los comandantes de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos a seguir el ejemplo del almirante William Fallon, quien, cuando se le preguntó acerca de una guerra con Irán, según los informes, respondió “no ocurrirá bajo mi turno.” Sabemos que no es suicida, y que no desea morir por el beneficio de la arrogancia imperial fuera de control. Si es posible, informe a su personal, colegas y, sobre todo, sus superiores civiles que una guerra con Rusia no va a suceder en su turno. Por lo menos, hacerse esa promesa a sí mismo, y, si el día llega cuando se emita la orden suicida, simplemente negarse a ejecutarla con el argumento de que es criminal. Recuerde que de acuerdo con el Tribunal de Núremberg “Iniciar una guerra de agresión … no es sólo un crimen internacional; es el crimen internacional supremo, que sólo difiere de otros crímenes de guerra en que contiene en sí el mal acumulado del conjunto. Desde Núremberg, “sólo estaba siguiendo órdenes” ya no es un argumento válido de defensa; por favor no se convierta en criminal de guerra.

También hacemos un llamamiento a los estadounidenses a tomar acción pacífica pero contundente de oponerse a cualquier político o entidad que participe en irresponsables provocaciones a Rusia, y que tolera y apoya una política de confrontación innecesaria con una superpotencia nuclear que es capaz de destruir los EE.UU. en aproximadamente una hora. Hable, rompa la barrera de la propaganda de los medios de masas, y haga a sus compatriotas conscientes del inmenso peligro de una confrontación entre Rusia y los EE.UU.




No hay ninguna razón objetiva por la que Estados Unidos y Rusia deban considerarse mutuamente como adversarios. La confrontación actual es enteramente el resultado de los puntos de vista extremistas del movimiento neoconservador, cuyos miembros se han infiltrado en el Gobierno Federal de los EE.UU., y que consideran a cualquier país que se niega a obedecer sus dictados como un enemigo a ser aplastado. Gracias a sus incansables esfuerzos, más de un millón de personas inocentes han muerto ya en la antigua Yugoslavia, en Afganistán, en Irak, Libia, Siria, Pakistán, Ucrania, Yemen, Somalia y en muchos otros países, todo a causa de su insistencia maniática que los EE.UU. debe ser un imperio mundial, no solo un país normal y regular, y que cada líder nacional o bien debe inclinarse ante ella, o ser derrocado. La fuerza irresistible que es el movimiento neoconservador ha encontrado en Rusia por fin un objeto inamovible. Hay que obligarlos a retroceder antes de que nos destruyan a todos.

Tenemos la certeza categórica que Rusia nunca atacará a los EE.UU., ni a ningún país de la UE, que Rusia no está interesada en absoluto en la recreación de la URSS, y que no hay una “amenaza rusa” o “agresión rusa.” Gran parte del reciente éxito económico de Rusia tiene mucho que ver con el derrumbamiento de antiguas dependencias soviéticas, lo que permite fomentar una política de “Rusia primero”. Pero, estamos completamente seguros que, si Rusia es atacada, o incluso amenazada de ataque, que no dará marcha atrás, y que el gobierno ruso no va a “pestañear”. Con gran tristeza y un peso en el corazón, van a cumplir su deber jurado y darán rienda suelta a un bombardeo nuclear a partir del cual los Estados Unidos nunca se recuperará. Incluso si todo el gobierno ruso muere en un primer ataque, la llamada “mano muerta” (el sistema “Perimetr”) se iniciará automáticamente y se detonarán suficientes armas nucleares como para barrer a los EE.UU. del mapa político. Creemos que es nuestro deber hacer todo lo posible para evitar tal catástrofe.


Eugenia V Gurevich, PhD http://thesaker.ru/
Dmitri Orlov http://cluborlov.blogspot.com/
El Saker (A. Raevsky) http://thesaker.is/



Fuente: http://sakerlatam.es/anglosionismo-fascismos-1porcien/una-advertencia-rusa/ 



 _____________________________ 
¿Está usted afirmado sobre la Roca de la Salvación? Jesucristo: Dios con nosotros, quien vino a morir por nuestros pecados y nuestra maldad; quien resucitó al tercer día y vuelve en breve según su inquebrantable promesa. Isaías 55:6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.Isa 55:7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

1 Comment:

Hector Valenzuela said...

no queremos guerras :'(

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...