domingo, 22 de mayo de 2016

MONSANTO: SU DIABÓLICA HISTORIA

Sugerimos que cuando lea una nota de este blog (sea subida de otro sitio o escrita por nosotros) ponga en práctica el consejo de San Pablo dado a los tesalonicenses que presentamos a continuación: 1Tesalonicenses 5:21 Antes bien, examinadlo todo cuidadosamente , retened lo bueno; 5:22 absteneos de toda forma de mal. 

_____________________________


Annur TV


El gigante de la biotecnología Monsanto, uno de los líderes mundiales en cultivos y semillas modificadas genéticamente, es sin lugar a dudas, una de las compañías más odiadas del mundo debido a las numerosas denuncias sobre los perjuicios para la salud y las consecuencias negativas para el medio ambiente que conlleva la modificación genética de los alimentos.




En sus más de 100 años de existencia, la multinacional ha trabajado en aéreas muy diferentes. 

Los efectos de este trabajo siguen sintiéndose en todo el mundo y en algunos casos la ciencia ya ha demostrado que tienen consecuencias extremadamente dañinas en el medio ambiente y la salud humana.

En 1901 John Francisco Queeny, un químico veterano de la industria farmacéutica y miembro de los Caballeros de Malta, fundó la compañía Monsanto Chemical Works en St. Louis, Missouri, recibiendo el nombre por el apellido de su esposa, Olga Méndez Monsanto.

En principio, producía aditivos alimentarios como la sacarina, que se la vendía a Coca Cola como edulcorante artificial, y así remplazar al azúcar. Décadas después, diversos estudios revelaron que la sacarina provoca cáncer en ratas y otros mamíferos.

 En la década del 20’ del siglo pasado, Monsanto empezó a producir numerosos productos químicos industriales, como los PCB, un elemento de líquido refrigerante utilizado para transformadores y motores eléctricos principalmente. Medio siglo después, se reveló que  los PCB producen cáncer tanto en animales, como en los humanos. En 2003, Monsanto pagó más de 600 millones de dólares a los residentes de Anniston (Alabama) donde se ubicó la producción de estos químicos, quienes sufrieron graves problemas de salud, como cáncer, enfermedades del hígado y enfermedades neurológicas. Sin embargo, diversos estudios demuestran que los PCB todavía están presente en casi todas las células animales y en muestras de sangre humana y tejidos por todo el mundo.

En 1927 Monsanto comenzó a negociar sus acciones en las bolsas de Chicago y Nueva York.

En 1936 Monsanto adquirió Thomas & Hochwalt Laboratories en Ohio y lo convirtió en su Departamento Central de Investigación.

Entre los años 1943 y 1945 este departamento coordinó sus esfuerzos con el Comité de Investigación de la Defensa Nacional de EE.UU. y se dedicó a la purificación y producción de plutonio, y a refinar las sustancias químicas que se usan como detonantes para armas nucleares, por lo que cabe recordar lo que sucedió en 1945 en Hiroshima y Nagasaki.

En 1941 Monsanto se enfocó en el plástico y el poliestireno sintético para empaquetar los alimentos. En los 80 la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE.UU. lo situó como el quinto producto químico cuya producción genera los residuos más peligrosos. Aun así se sigue produciendo.

Años después, Monsanto fue uno de los primeros fabricantes del insecticida DDT, destinado a combatir los mosquitos transmisores de la malaria. Fue utilizado con intensidad como insecticida en agricultura. Décadas posteriores, sus efectos cancerígenos fueron confirmados. Hoy en día se sabe que causa infertilidad y fallos en el desarrollo de los embriones.

En 1945 Monsanto empezó a promover el uso de los pesticidas químicos en agricultura y fabricó un herbicida que contiene dioxina. Las dioxinas se acumulan en la cadena alimentaria, principalmente en el tejido adiposo de los animales. Tienen elevada toxicidad y pueden provocar problemas de reproducción y desarrollo, afectar al sistema inmunitario, interferir en las hormonas y, de ese modo, causar cáncer.

En los años 60 Monsanto era uno de los fabricantes del agente naranja, utilizado como arma química en la guerra de Vietnam. Como resultado del uso del agente naranja alrededor de 400.000 personas fueron asesinadas o mutiladas, 500.000 niños nacieron con defectos de nacimiento y un 1 millón de personas quedaron discapacitadas o sufrieron problemas de salud, entre ellos los efectivos estadounidenses también expuestos a la sustancia durante los ataques que realizaban. Los informes internos de Monsanto muestran que la compañía estaba al tanto sobre los efectos tóxicos del agente naranja cuando lo vendió al Gobierno de EE.UU.

En 1955 Monsanto empezó con esta práctica, tras comprar una refinería petrolera. El problema es que los fertilizantes a partir de petróleo esterilizan la tierra, ya que matan también a los microorganismos beneficiosos del suelo.

La hormona de Crecimiento Bovino (rBGH) – es una hormona modificada genéticamente por Monsanto que se inyecta en las vacas lecheras para aumentar la producción de leche. Según varias investigaciones, existe un vínculo entre la leche rBGH y el cáncer de mama, cáncer de colon y cáncer de próstata en seres humanos. Se destaca que el producto causa los efectos más graves en los niños por dos simples razones: toman más leche que los adultos y tienen menor masa corporal que puede procesar los contaminantes de la leche.

Actualmente, Monsanto es el principal productor del herbicida glifosato Roundup y la hormona bovina de crecimiento, que preocupan por sus efectos en animales, en personas y en el medio ambiente.

Los efectos que tienen los productos de Monsanto sobre la naturaleza no dejan de preocupar a los ecologistas y activistas medioambientales.

La mariposa monarca, la más emblemática de Norteamérica,  está sufriendo la destrucción de su hábitat por culpa de los pesticidas producidos por la empresa.

Otro caso alarmante, ocurrió en Ontario (Canadá), donde más de 37 millones de abejas murieron después de que en la zona fuera plantado maíz transgénico.

Otro hecho que expone aun más a Monsanto, es que la compañía durante al menos 20 años ha suministrado fósforo blanco al Gobierno de Estados Unidos para la fabricación de armas incendiarias. Es más, parte de este fósforo blanco se utilizó en la invasión israelí de Gaza a finales de 2008, en la operación conocida como Plomo Fundido.

Israel negó el uso de fósforo blanco en un primer momento, pero admitió finalmente que lo utilizó en Gaza. Dijeron que lo habían utilizado para oscurecer o iluminar, pero incluso este uso está prohibido en las zonas civiles en virtud de la Convención de Ginebra. En 2009 el Departamento de Estado de Estados Unidos habría realizado el envió de armas con fósforo blanco desde su planta de Arkansas a Israel para su empleo en la invasión de Gaza.

La conexión de Monsanto con los crímenes de guerra de Israel, y otros usos del fósforo blanco, fueron destapados cuando al descubrirse varios documentos en el sitio web US Federal Business Opportunities (FBO), encontrando que la Empresa Agroindustrial proporcionó 180.000 libras de fósforo blanco para la fabricación de proyectiles para el arsenal Pine Bluff de Arkansas.

El Gobierno promueve el fósforo blanco a través de un contratista externo, ICL Perfomance Products, que es subsidiaria de Israel Chemicals, Ltd. Antes de utilizar fósforo blanco en la masacre de Gaza, violando la Convención de Ginebra, Israel ya lo había utilizado militarmente en el Líbano en 2006. Estados Unidos lo utilizó en las municiones durante la batalla de Faluya, Irak, en 2004.

El fósforo blanco no sólo mutila, sino que puede matar. Se enciende en contacto con la piel y produce quemaduras, persistiendo hasta que se acaba el combustible o se agota el oxígeno. Si se inhala o se ingiere, puede causar graves daños en las mucosas con las que entra en contacto.

Debido a los efectos nocivos de los productos creados por Monsanto, la multinacional se ha encontrado con una gran resistencia entre la población mundial, expresada a través de fuertes críticas y multitudinarias protestas que se celebran sistemáticamente en todo el mundo. Además, la empresa ha sido acusada en reiteradas ocasiones de falsificaciones y cabildeo.


Las voces del pueblo han conseguido que Monsanto y los organismos modificados genéticamente hayan sido prohibidos en algunos países mientras en muchos otros la lucha continúa y los ciudadanos, preocupados por su salud y la de sus hijos, están lejos de abandonar la batalla.



Fuente: http://annurtv.com/sitio/monsanto-o-monsatan/



_____________________________ 
¿Está usted afirmado sobre la Roca de la Salvación? Jesucristo: Dios con nosotros, quien vino a morir por nuestros pecados y nuestra maldad; quien resucitó al tercer día y vuelve en breve según su inquebrantable promesa. Isaías 55:6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.Isa 55:7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

0 Comments:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...