domingo, 16 de diciembre de 2012

La mamografia no es infalible: El paternalismo suave que empuja a las mujeres a hacerse la prueba

Sugerimos que cuando lea una nota de este blog (sea subida de otro sitio o escrita por nosotros) ponga en práctica el consejo de San Pablo dado a los tesalonicenses que presentamos a continuación: 1Tesalonicenses 5:21 Antes bien, examinadlo todo cuidadosamente , retened lo bueno; 5:22 absteneos de toda forma de mal. 
_______________________________

Miguel Jara

El médico Enrique Gavilán, me envía un artículo, que ha escrito a petición mía, políticamente incorrecto y cargado de razones.


Cada 2 años, las 72 mujeres de entre 50 y 69 de Galisteo de la Sierra reciben una carta del gobierno autonómico. A la hora y el día fijado, la mayoría de ellas se van acercando a la plaza del pueblo, al lado del consultorio médico, donde queda aparcado el mamobús. Sin mediar información ni consentimiento alguno, las mujeres van pasando una a una, como corderas, para que la máquina les estruje las mamas buscando imágenes que puedan ser sospechosas de ser malignas. Al cabo de unas semanas, todas ellas van a su médico a preguntarles los resultados; la mayoría de ellas, por fortuna, son normales.

Pero Rosa ha leído algo acerca de que la prueba no es infalible. Que algunas veces se detectan lesiones que posteriormente se descartan sean de nada malo (falso positivo) y otras tantas ocasiones se observan tumores de tan baja carga letal que la mujer termina muriendo de otras cosas diferentes al cáncer de mama (sobrediagnóstico). Desconcertada, cuando va al médico a que le diga los resultados de la mamografía, le pregunta sobre datos concretos: ¿qué probabilidad hay de que la mamografía falle?

El médico de Rosa tampoco da crédito. Sabe que ninguna prueba es 100% válida y fiable, pero conserva la noción, “desde siempre”, de que el cribado del cáncer de mama es “bueno”, sin más. ¿Por qué? Simplemente porque como el programa de cribado de cáncer de mama viene “desde arriba hacia abajo”, lo acata, sin plantearse su validez (sesgo de autoridad). Además, casi toda la información que le llega, ya sea a través de medios de comunicación general como de revistas científicas, repite sin cesar y sin apenas autocrítica las bondades de estos programas, silenciando las escasas publicaciones que se atreven a cuestionar con datos su infalibilidad (sesgos de publicación y de citación).

Esta actitud de “dejarse llevar por la corriente” es la más cómoda. Entre otras cosas porque los programas de cribado como éste están en la periferia de la relación clínica, es decir, se realizan fuera de la consulta médica, y por tanto son impersonales (y por tanto, “nadie tiene la culpa” cuando algo no va como se espera). Además, nadie pone en duda que estas labores de salud pública llevadas a cabo por las instituciones sanitarias son bienintencionadas, se hacen “por su salud”, lo cual aleja toda posibilidad de autocrítica (sesgo del sombrero blanco).

Rosa se va a casa sin la información que demandaba. Sigue sin saber qué es lo que pretende la prueba, ni qué probabilidad hay de que falle o acierte, ni las consecuencias de que eso ocurra, ni los riesgos o problemas que puede ocasionar el test. Se siente defraudada porque cree que ya es mayor para tomar de forma autónoma sus propias decisiones y que en esta ocasión no ha podido hacerlo.

Se siente pequeña en comparación con el aparatoso sistema de la autoridad sanitaria, que en vez de velar por su salud individual parece más preocupada por hacer brillar un indicador “de calidad”. Y se siente que ha sido empujada por una fuerza superior, que la arrastra sin casi percatarse.

En realidad, Rosa no ha sido más que una víctima de una especie de paternalismo suave, que es bienhechora, que no es agresiva y que en apariencia respeta la libertad individual, pero que no deja de ser coercitiva. Es lo que se ha dado en llamar “paternalismo libertario”. Dicen algunos que el cribado del cáncer de mama es un buen ejemplo de ello. Por algo será…


 Fuente: http://www.migueljara.com/2012/12/16/el-paternalismo-suave-que-empuja-a-las-mujeres-a-hacerse-mamografias/ 



___________________________

El Nido del Gavilan

* Se necesitan someter a 2500 mujeres a screening para evitar 1 muerte en un período de 10 años. New England Journal of Medicine.

* De cada 2500 mujeres a las que se hace mamografía, 1000 sufrirán un “falso positivo”, la mitad de los cuales llevarán a una biopsia. New England Journal of Medicine.

* Por cada 2500 mujeres, entre 5 y 15 serán diagnosticadas de forma errónea de cáncer, siendo sometidas innecesariamente a radioterapia, quimioterapia y cirugía, algunas de ellas mutilantes. New England Journal of Medicine.

* El cribado con mamografía sólo es responsable de un tercio del total de la reducción de la mortalidad por cáncer de mama. New England Journal of Medicine.

* No está claro si el cribaje presenta más beneficios que daños. Biblioteca Cochrane Plus.

* El cribado poblacional del cáncer de mama con mamografía no está justificado. Biblioteca Cochrane Plus.


Fuente: http://egavilan.wordpress.com/2011/05/23/mamobus/ 



__________________________________
 ¿Está usted afirmado sobre la Roca de la Salvación?
Jesucristo: Dios con nosotros, quien vino a morir por nuestros pecados y nuestra maldad; quien resucitó al tercer día y vuelve en breve según su inquebrantable promesa.
Isaías 55:6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.Isa 55:7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.  

¡Cuidate!  

¡Dios te bendiga!

 

0 Comments:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...