jueves, 28 de julio de 2011

INQUISICIÓN EN EL SIGLO XX: EL VATICANO FINANCIÓ A HITLER

Sugerimos que cuando lea una nota de este blog (sea subida de otro sitio o escrita por nosotros) ponga en práctica el consejo de San Pablo dado a los tesalonicenses que presentamos a continuación:
1Tesalonicenses 5:21 Antes bien, examinadlo todo cuidadosamente , retened lo bueno;
5:22 absteneos de toda forma de mal.
¿Está usted afirmado sobre la Roca de la Salvación? Jesucristo: Dios con nosotros, quien vino a morir por nuestros pecados y nuestra maldad; quien resucitó al tercer día y vuelve en breve según su inquebrantable promesa.

........................................................................................................................................

Jack T. Chick

A fin de conquistar el mundo para el catolicismo romano, el Vaticano formó y financió la maquinaria de guerra de Hitler y los jesuitas prepararon secretamente la Segunda Guerra Mundial.

Tal vez usted dirá: "Eso sucedió hace mucho tiempo. Hoy las cosas han cambiado". Pero, ¿ha cambiado realmente el Vaticano? Veamos lo que hizo durante la Segunda Guerra Mundial.

Quizá usted no haya leído LOS PADRINOS, de la serie de historietas Los Cruzados, o el libro LA HISTORIA SECRETA DE LOS JESUITAS; por tanto, no sabe lo que sucedió entre bastidores durante la Segunda Guerra Mundial. Permítame dar un breve resumen de lo que ocurrió.

A fin de conquistar el mundo para el catolicismo romano, el Vaticano formó y financió la maquinaria de guerra de Hitler y los jesuitas prepararon secretamente la Segunda Guerra Mundial. Hitler, Mussolini y Franco serían los defensores de la fe. Ellos fueron preparados para ganar y conquistar el mundo, y establecer un milenio para el papa. Entre bastidores, los jesuitas controlaban la Gestapo. Todos estos datos están totalmente documentados en LA HISTORIA SECRETA DE LOS JESUITAS , libro publicado por Chick Publications.

El 3 de mayo de 1945, el día en que murió Hitler, la prensa de Franco, el dictador español, publicó lo siguiente: "Adolfo Hitler, hijo de la Iglesia Católica, murió mientras defendía al cristianismo". Más adelante decía: "Sobre sus restos mortales se yergue su victoriosa imagen moral. Con el triunfo del mártir, Dios le da a Hitler los laureles de la victoria".

Hitler mismo declaró: "Aprendí mucho de la orden de los jesuitas. Hasta ahora, nunca ha existido en la tierra nada más grandioso que la organización jerárquica de la Iglesia Católica. Yo transferí a mi partido mucho de esta organización".

Walter Schellenberg, ex jefe del contraespionaje nazi, declaró: "Himmler formó la organización de la Gestapo siguiendo los principios de la orden jesuita. Los reglamentos y Ejercicios Espirituales, prescritos por Ignacio de Loyola, fueron el modelo que Himmler trató de copiar exactamente. El título de Himmler como jefe supremo de la Gestapo se usó como equivalente del título de 'general' de los jesuitas, y toda la estructura fue una imitación casi exacta del orden jerárquico de la Iglesia Católica".

Franz von Papen, otro nazi poderoso cuya participación fue fundamental para establecer el concordato entre Alemania y el Vaticano, dijo: "El Tercer Reich es la primera potencia mundial que no sólo reconoce, sino que pone en práctica los elevados principios del papado". Y, ¿qué es un concordato? Es un acuerdo entre el Vaticano y un gobierno. En lo que respecta al Vaticano, el gobierno que firma el concordato llega a ser parte del gobierno de Dios, y el Vaticano tiene el propósito de estabilizar ese gobierno, y brindarle protección divina y protección internacional.

Así como Italia, Alemania firmó un concordato con el Vaticano en Roma en el año 1933.

Los Padrinos, por Publicaciones Chick, p. 20.
Para la firma del concordato estuva el cardenal Pacelli, que mas tarde llegó a ser el papa Pío XII. En 1933 él era el secratario de estado del Vaticano. El segundo, de la izquierda es Franz von Papen, un nazi siniestro y católico romano devoto, quien fue un perito diplomático de Hitler y agente del Vaticano que ayudó para que Hitler llegara al poder.
De pie, en el extremo derecho, se puede ver a Montini, prelado del Vaticano que para entonces era poco conocido, y que más tarde llegaría a ser el papa Paulo VI.


Hitler con el obispo Muller del Reich y Abbot Schachleiter, rodeados de los jefes del partido -septiembre de 1934.

ADOLFO HITLER DIJO:

"Personalmente estoy convencido del gran poder y profunda significación del cristianismo, y no permitiré que se promueva ninguna otra religión. Por esa razón me alejé de Ludendorff y rechazo el libro de Rosenberg. Lo escribió un protestante. No es un libro del Partido. El no lo escribió como un hombre del Partido. Que los Protestantes discutan con él... Como católico, nunca me siento cómodo en la iglesia evangélica o sus estructuras. Por eso tendría gran dificultad si tratara de reglamentar los asuntos de las iglesias protestantes. De todas maneras el pueblo evangélico o los protestantes me rechazarán. Pero ustedes pueden estar seguros: Protejeré los derechos y la libertad de las iglesias y no permitiré que las toquen, por tanto, no deben temer por el futuro de la iglesia."

Hitler también estuvo dispuesto a dialogar con el obispo acerca de sus puntos de vista respecto a los judíos: "En cuanto a los judíos, sólo estoy siguiendo la misma política que durante 1,500 años ha adoptado la Iglesia Católica, al considerarlos peligrosos y confinarlos a guetos, etc., porque ella sabía cómo eran ellos. No pongo la raza por encima de la religión, pero en los representantes de esta raza veo el peligro para la iglesia y el estado, y tal vez yo esté prestando un gran servicio a la cristianidad.

La foto de la página opuesta y las citas de arriba son del libro "The Nazi Persecution of the Churches," (La Persecución Nazi Contra las Iglesias), por J.S. Conway, pp. 25, 26, 162.

Los tres grandes defensores de la fe católica romana fueron Hitler, Mussolini y Franco. Los tres firmaron concordatos con el Vaticano. Cuando la maquinaria de guerra nazi arrasó los Balcanes mientras se dirigía a atacar Rusia, Yugoslavia ya había sido ocupada por los nazis.


Bison Picture Library & Our Sunday Visitor, 29 de Marzo 1981

El papa despreció a los miembros de la Iglesia Ortodoxa Rusa. A estos los llamaron serbios y en Yugoslavia los sentenciaron a la muerte. Sólo les dieron una opción: convertirse al catolicismo, o morir.

¿Por qué los mataron? ¿Por qué el papa tenía tal aversión contra los ortodoxos rusos? Como dijimos en LOS PADRINOS, el Vaticano creó el partido comunista para destruir a uno de sus más grandes enemigos, la Iglesia Ortodoxa Rusa. Sin embargo, los comunistas traicionaron al papa y rehusaron destruir a los miembros de esa iglesia. Finalmente, el papa Pío XII creó un plan para hacer lo que los comunistas no habían hecho: matar a todos los miembros de la Iglesia Ortodoxa y a sus ministros. Veamos cómo lo llevaron a cabo.


Stane Kukavica, un monje franciscano, a quien vemos
también con el uniforme de la Ustashi.

Los sacerdotes católicos cambiaron la sotana por el uniforme de los temibles escuadrones asesinos de la Ustashi, dirigieron los asaltos más bárbaros y brutales contra los ortodoxos, y practicaron torturas satánicas que nunca antes se habían visto en el siglo XX. No hablamos de 800 años atrás, sino del año 1940. Para entonces yo estaba en la secundaria.

LA RAMERA DEL APOCALIPSIS

Cree usted que el monstruo del que estamos hablando es simplemente una iglesia rebelde o apóstata, como dicen muchos líderes cristianos, o cree que es la ramera del Apocalipsis? Veamos las Escrituras para comprobarlo. Apocalipsis 17:1 dice: "Te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas". En la Biblia, la referencia a muchas aguas significa multitud de personas. Hoy el Vaticano se jacta de tener más de mil millones de seguidores.

El pasaje luego dice: "Con la cual han fornicado los reyes de la tierra" (v. 2). Si hacemos un repaso de la historia, nos damos cuenta de que casi todos los reyes tuvieron lazos políticos, económicos o religiosos con el Vaticano, comenzando desde Constantino el Grande, quien fue realmente el primer papa y presidió el primer concilio. Constantino nunca tuvo la experiencia de la salvación (esa fue otra cortina de humo). Hoy, la mayoría de las naciones tienen representantes diplomáticos en el Vaticano.

"Y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación" (v. 2). Acabamos de ver la furia manifestada en la Segunda Guerra Mundial y que ésta fue preparada por los jesuitas. La Biblia continúa diciendo: "Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata" (v. 4). Estos son los colores oficiales del Vaticano. "Y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas". ¿Sabía usted que el Vaticano es la organización más rica sobre la faz de la tierra? Más adelante trataremos este tema en forma más detallada. La Biblia luego dice: "Y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE" (v. 5). ¿De dónde vino el catolicismo? Si investiga un poco, encontrará que vino de los antiguos misterios babilónicos, los que se remontan a Nimrod y Semiramis. Sólo se cambiaron los nombres para darle la apariencia de una organización cristiana.

"La madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra". ¿Me permite mencionar algunas abominaciones que vinieron de Roma? Entre ellas está el partido nazi que estaba formado por jesuitas y otros católicos de alta posición jerárquica. Luego está el partido comunista, otro producto o rama de la madre de las rameras.

Swastika

Vea estos nombres: Marx, Engels, Stalin, Lenin y Fidel Castro. Todos fueron entrenados y dirigidos por jesuitas. Por tanto, eran hijos de la iglesia. Estos son sólo algunos, sin mencionar algunas sectas espiritistas como el vudú. En la creencia vudú declaran que, junto con su religión de posesión demoníaca, creen en la "santa Iglesia Católica Romana".

La Biblia dice después: "Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos". La Institución Católica Romana, sólo durante la Inquisición española, torturó, mutiló y mató a 68 millones de personas, y muchos eran cristianos que creían en la Biblia.



The New Book of Martyrs (El Nuevo Libro de los Mártires)

Una representación de las tortuas
que se usaron en la Inquisición.


¿Quién cree usted que es la ramera del Apocalipsis? ¿Es algo que vendrá en el futuro, o estamos ahora sujetos a ella? Es obvio que la Institución Católica Romana es la ramera del Apocalipsis, ¡y a Dios le desagrada! El desea que Su pueblo salga de allí para que Su amor se manifieste. Dios dice: "Si me amáis, guardad mis mandamientos" (Juan 14:15).


A fines de la alta Edad Media, cuando los papas controlaban Europa con crueldad, Dios levantó a hombres y mujeres cristianos que conocían la Biblia y proclamaron en voz alta que la mortal Institución Católica Romana es la ramera del Apocalipsis.



Fuente: http://www.chick.com/es/reading/books/202/0202_03a.asp

http://www.chick.com/es/reading/books/202/0202_04.asp



.........................................................................................................................................
Isaías 55:6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.Isa 55:7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

¡Cuidate!


¡Dios te bendiga!

0 Comments:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...