viernes, 31 de julio de 2009

La Libertad Cristiana

Apocalipsis, los últimos tiempos. ¿Está usted afirmado sobre la Roca?



Para nosotros es un privilegio poder compartir con todos ustedes las hermosas enseñanzas de la Biblia desde este blog. Gracias a Dios, aún gozamos de la libertad de palabra para así hacerlo, y no dejaremos pasar esta oportunidad para llegar a ustedes con mensajes de la Palabra de Dios, llenas de amor y esperanza. No nos cansaremos de anunciar que el retorno de nuestro Señor Jesucristo está cerca. Compartimos con ustedes palabras de ánimo y de aliento para que su fe no mengue. Mostramos como nuestro Dios es fiel en cumplir su Palabra. Y sobretodo, nuestro mayor interés es que aquellos que se encuentran lejos de Dios tengan un encuentro personal con nuestro Salvador Jesucristo.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” Juan 3:16

“Y esta es la vida eterna: que te conozcan a tí, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.” Juan 17:3

Queremos esta vez exponer algunos principios fundamentales en cuanto a la verdadera libertad, la cual es indispensable para una vida plena. Y sabemos que el autor y supremo defensor de la libertad es Dios, la fuente de la vida.

En la Biblia podemos leer en Juan 8:32 - “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” ¿Y quién es la verdad? Jesús dijo de él mismo en Juan 14:6 - “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida, y nadie viene al Padre sino es por mí.” Solamente através de Jesús, el Hijo de Dios, conoceremos la verdad y ésta nos hará verdaderamente libres. ¿Pero libres de qué? ¡Libres del pecado! Porque: “todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado” Juan 8:34. Y Mateo 1:21, dice de Jesús: “y él salvará a su pueblo de sus pecados.”

Cuando aceptamos a Jesús como nuestro Salvador, su Espíritu viene a morar en nosotros. “Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.” 2 Corintios 3:17


Querido amigo que lees, sólo serás verdaderamente libre cuando abras tu corazón a Cristo Jesús. En Juan 8:36 leemos: “Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.” Gracias a Dios Padre que envió a su Hijo Jesucristo a morir en la cruz para libertarnos de la esclavitud del pecado.

Ahora bien, cuando hablamos de la libertad que nos da Cristo, hablamos de una libertad espiritual, y por ende, esto no nos exime de obedecer las leyes terrenales. La Palabra de Dios declara en Romanos 13:1-2: “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.”

¿Pero qué pasa cuando la autoridad civil invade los dominios de Dios, la esfera espiritual? Cristo estableció un principio básico para las relaciones entre la iglesia y el estado: “Dad a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios.” Marcos 12:17

En la historia de Daniel, podemos ver que Dios demostró ante el mundo entero, que la religión es un dominio ajeno a la esfera legítima de la autoridad civil, y que todo individuo debería tener libertad para adorar o no, de acuerdo con los dictados de su propia conciencia. No debe haber ley civil que nos indique o señale cómo llevar nuestra vida espiritual. La historia nos demuestra como la intervención del poder civil en los aspectos religiosos, trajo terribles consecuencias.

¿Y qué hemos de hacer cuando las órdenes de Dios van en contra de las dadas por el hombre? Veamos… Jesús, antes de partir a su morada celestial, luego de su resurrección, le dijo a sus discípulos: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” Marcos 16:15. Pero más adelante nos encontramos con que los gobernantes y sacerdotes en Jerusalén prohibían a los discípulos seguir las intrucciones dadas por Jesús. Hechos 4:18-20 nos dice: “Y llamándolos, les intimaron que en ninguna manera hablasen ni enseñasen en el nombre de Jesús.” Y ellos respondieron: “Juzgad si es justo delante de Dios, obedecer a vosotros antes que a Dios; porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.” Así que, haciendo caso omiso a la amenaza de ellos, los discípulos decidieron seguir predicando el evangelio de Cristo. Luego, más tarde, fueron nuevamente interrogados: “¿No os mandamos estrictamente que no enseñaseis en ese nombre? A lo que los discípulos respondieron: “Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.” Hechos 5:28-29


Es demasiado obvio para que se necesite discusión, el que la ley de Dios, el gran principio de la benevolencia, es suprema, y que, en cualquier caso de conflicto entre la ley humana y la divina, “es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.”

Ningún ser humano tiene el derecho de usurpar el lugar de Dios, ni mucho menos de imponer al prójimo las creencias o prácticas de un culto determinado. La obra de Cristo es liberar a los hombres, renovar la fe, y guiar a una obediencia voluntaria y leal a Dios.

Ahora bien, ¿quiénes persiguen y por qué?

Las persecuciones religiosas, como recursos destinados a defender la sana doctrina o convertir a pecadores, están abiertamente en contra de la naturaleza y el espíritu del cristianismo genuino. Pero, ¿por qué millones de personas fueron perseguidas en el pasado debido a sus convicciones religiosas? Estas persecuciones fueron “supuestamente” hechas en el nombre de Cristo y de su Evangelio. Pero nuestro Señor Jesucristo es un todo un caballero, él toca la puerta de tu corazón, él no la fuerza. Jesús te dice: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.” Apocalipsis 3:20



Pero, ¿será posible que en el futuro volvieramos a experimentar persecuciones por causa de nuestra fe? Pablo declara en 2 Timoteo 3:12: “Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución.” Si actualmente nosotros no estamos padeciendo persecución como nuestros hermanos en el pasado, quiere esto decir que tal vez hemos estado consintiendo y tolerando el pecado y transigiendo con el error. Hemos estado muy pasivos y guardando silencio ante las aberraciones que inundan nuestra sociedad y que entran también a nuestras iglesias.

En la Palabra de Dios vemos claramente que los hombres perversos siempre persiguen a los justos. Si buscas, descubrirás que desde el principio todas las personas que hacían la voluntad de Dios eran perseguidas.

He aquí algunos ejemplos:

¿Por qué Caín mató a Abel?
“Porque este es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros. No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas.” 1 Juan 3:11-12

Comentando el trato de Isaac, el hijo de Sara, por parte de Ismael, el hijo de la sierva, ¿qué principio sienta el apóstol Pablo?
“Pero como entonces el que había nacido según la carne perseguía al que había nacido según el Espíritu, así también ahora.” Gálatas 4:29

Otros ejemplos de persecusión mencionados en la Biblia son:
1. Los envidiosos hijos de Jacob persiguieron a José
2. Saúl, que desobedecía a Dios, persiguió a David, que temía a Dios
3. Israel, en la apostasía, persiguió a Elías y Jeremías, que eran profetas de Dios
4. Nabucodonosor, mientras era idólatra, persiguió a los tres hebreos cautivos porque se negaron a adorar ídolos
5. Pablo, antes de su conversión, perseguía a la iglesia de Dios
La historia de todas las persecuciones religiosas desde los tiempos bíblicos no es sino una repetición del mismo fenómeno; los impíos persiguen a los justos. Y así seguirá siendo hasta el fin del conflicto entre el bien y el mal.

Veamos las siguientes citas en el Salmo 37:
v. 12 – “Maquina el impío contra el justo, y cruje contra él sus dientes.”
v. 14 – “Los impíos desenvainan espada y entesan su arco, para derribar al pobre y al menesteroso,
para matar a los de recto proceder.”
v. 32 – “Acecha el impío al justo, y procura matarlo.”

Según Thomas Clarke: “Hay muchos que no parecen percibir que la violencia en religión es antirreligiosa, y que quien quiera esté en el error, el perseguidor no puede ser justo.”

Dios nunca fuerza la voluntad o la conciencia; pero para someter a los hombres al pecado, Satanás sí recurre a la fuerza. Para lograr su propósito, él obra por medio de los gobernantes religiosos y seculares, influyendo en ellos para que promulguen e impongan leyes humanas en oposición a la ley de Dios.

¿Bajo qué terrible engaño dijo Cristo que los hombres perseguirían a sus prójimos?
“Estas cosas os he hablado, para que no tengáis tropiezo. Os expulsarán de las sinagogas; y aun viene la hora cuando cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a Dios.” Juan 16:1-2

Cuando Santiago y Juan deseaban pedir que descendiera fuego del cielo para consumir a los samaritanos que no recibieron a Cristo, ¿qué les dijo Jesús?
“Entonces volviéndose él, los reprendió, diciendo: Vosotros no sabéis de qué espíritu sois; porque el Hijo del Hombre no ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas.” Lucas 9:55-56

Juan Wesley dio el siguiente consejo cristiano: “No condenéis a nadie porque no piense como vosotros; goce cada uno plena y franca libertad para pensar por sí mismo; use cada uno su propio juicio, siendo que cada uno debe dar cuenta de sí mismo a Dios. Aborreced toda aproximación, de cualquier clase o grado, al espíritu de persecución. Si no podéis guiar a un hombre a la verdad por el razonamiento o la persuación, nunca intentéis forzarlo a aceptarla. Si el amor de Dios no lo constriñe a venir, dejadlo en manos de Dios, el juez de todos.” Muy sabio consejo el de Juan Wesley.

Ahora bien, Jesús, que también fue sumamente perseguido, nos dio una advertencia en Juan 15:18-21:
“Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece. Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra. Mas todo esto os harán por causa de mi nombre, porque no conocen al que me ha enviado.”

Pero también dejó promesas para aquellos que padecieran persecución:

“Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.” Mateo 5:10-12

“No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.” Apocalipsis 2:10

Que nada te impida seguir la voluntad de Dios.

¡Que Dios te bendiga y te guarde!

sábado, 25 de julio de 2009

Camino a Copenhague

Apocalipsis, los últimos tiempos. ¿Está usted afirmado sobre la Roca?


Lucas 21:25-26 “Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas.”




El cambio climático ya está haciendo estragos en las poblaciones humanas, causando más de 300 mil muertes y afectando a 325 millones de personas cada año.”


De cierto hay muchas cosas ocurriendo a nuestro alrededor que ciertamente están llamando nuestra atención. La gente anda preocupada de aquí para allá buscando solución a cada nuevo problema que se asoma. Sin duda, el último caso que llama nuestra atención es la famosa gripe porcina o influenza A H1N1, o como le quieran llamar, pero tenemos otro asunto sobre el tapete, que requiere toda nuestra atención: “EL CALENTAMIENTO GLOBAL”

Sin desviar la atención del gran problema que tenemos con el virus, todo el mundo quiere hacer escuchar su voz en la próxima Cumbre de Copenhague a celebrarse en diciembre de este año.

Esta puede ser una de las últimas oportunidades para evitar que el cambio climático se nos escape definitivamente de las manos. En la Conferencia se deberá definir el futuro del régimen global sobre clima, pero lamentablemente hasta el momento el avance de las negociaciones no se ve muy alentador. Estos cinco meses que quedan hasta Copenhague 2009 serán trascendentales puesto que se deberá ir avanzando en las negociaciones preliminares, que serán de vital importancia para que cada país llegue a la cita con posiciones definidas y claras respecto de cada uno de los temas a tratar y así lograr un acuerdo global para encarar de una vez por todas lo que está en juego, que no es ni mas ni menos que el futuro de la humanidad sobre este planeta.

Con el gran número de huracanes, inundaciones, incendios y sequías en las más variadas partes del planeta, parece que el clima está cambiando a pasos más rápidos de lo que avanzan las negociaciones. La crisis financiera no debe ser usada por los gobiernos como disculpa para no asumir compromisos claros para enfrentar la crisis climática que es más grave y permanente que la financiera. Se junta a este escenario la crisis alimentaria y la crisis de los recursos naturales, que se refiere a la degradación de los ecosistemas y uso irresponsable de los recursos naturales. Y una cosa sigue llevando a la otra. No hay duda de que los más pobres, que son los menos responsables, serán los más vulnerables y los que estarán más expuestos al cambio climático. Todo este escenario puede aumentar la desigualdad y la pobreza de la población en áreas rurales, además de contribuir a la escasez de alimentos, generando inseguridad alimentaria. En la salud pública, los cambios climáticos pueden provocar más desnutrición y riesgo de incidencia de malaria y dengue. En las áreas urbanas, uno de los mayores problemas a enfrentar será la falta de agua. Impactos serios también se harán sentir en el sector de la industria y del turismo, en especial en las áreas costeras, debido al aumento del nivel del mar.

Próximamente se llevará a cabo la Conferencia Internacional de Tunza para Niños y Jóvenes, en Daejeon (República de Corea) entre el 17 y 23 de agosto, el cual será el encuentro de jóvenes más grande sobre cambio climático antes de que se realice la conferencia del clima de las Naciones Unidas en diciembre, con un reclamo que hace hincapié en un futuro ambientalmente sostenible, eficiente en términos de recursos y con bajo carbono, la generación que será heredera del planeta, también le recordará al mundo que ellos tienen el mayor interés en la creación de una economía ecologista para el futuro. La Conferencia de Tunza para Niños y Jóvenes es un importante encuentro de personas jóvenes así como una oportunidad para ellos de discutir y preparar sus posiciones relacionadas con Copenhague y el cambio climático, pero es también más que eso. Es el encuentro de la generación que heredará el resultado de las decisiones que se tomen en diciembre y más adelante. Porque será durante los años de vida de tres mil millones de niños y jóvenes que hoy viven que los glaciares del Himalaya persistan o se derritan; que los niveles del mar se estabilicen o aumenten inundando un tercio de la infraestructura costera de África; que el Amazonas continúe siendo el pulmón del planeta o se convierta en un ecosistema cada vez más seco y que desaparezca, y el oso polar sea la especie ícono del Ártico.

A menudo, la historia permite especular sobre lo que realmente ocurrió. Sin embargo, no será así con la Cumbre del Clima de la ONU de diciembre en Copenhague. Las actas estarán bien documentadas para que las generaciones futuras puedan juzgar al liderazgo político y su sentido de la solidaridad. Todos tienen la esperanza de que Copenhague sea el fin de falsas promesas y el principio de acciones tomadas. Cuando los historiadores analicen lo sucedido en Copenhague, deberían poder decir que marcó el final de las promesas huecas y el inicio de un cambio fundamental. Todos esperan que la historia muestre que nuestra generación no decepcionó a nuestros hijos sino que, por el contrario, tuvo el coraje de adoptar un liderazgo visionario y de tener la voluntad de alcanzar el éxito. Pero, ¿será esto posible? La Palabra de Dios dice: “Porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios; pues escrito está: El prende a los sabios en la astucia de ellos. Y otra vez: El Señor conoce los pensamientos de los sabios, que son vanos.” 1 Corintios 3:19-20

Querido amigo y hermano, cosas terribles están sucediendo a nuestro derredor. Nuestro Dios Todopoderoso nos las dio a conocer con anterioridad, para que depositemos toda nuestra confianza en él. No crean a las falsas palabras de estos líderes políticos que hacen lindas promesas, pero que sólo buscan enriquecerse a costa de nuestro dolor y de nuestra miseria. Sólo nuestro Dios es veraz. Sólo Dios tiene un futuro de esperanza para todo aquel que en él confie.

“Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová. Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada. Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto.” Jeremías 17:5-8


“Porque aún un poquito, y el que ha de venir vendrá, y no tardará.” Hebreos 10:37

¡Dios le bendiga y le guarde!

La agenda oculta de Israel: ¿Por qué es tan importante Jerusalén?

Apocalipsis, los últimos tiempos. ¿Está usted afirmado sobre la Roca?


Nota:
Dan Lieberman
Al Ahram Weekly


Tres inmensas piedras de granito reposan acomodadas en la parte alta de la Calle Midabar Sinai, en Givat Havatzim, el distrito situado más al norte de Jerusalén. Cortadas a medida, las imponentes piedras simbolizan diversos preparativos del Movimiento del Monte del Templo y la Fidelidad a la Tierra de Israel, que tienen como objetivo levantar un Tercer Templo sobre el Monte del Templo de Haram Al–Sharif. Ya que es el Culto Islámico quien posee y controla todas las propiedades en Haram Al-Sharif, ¿cómo es posible que esas piedras puedan ser trasladadas allí para construir un templo? No a través de medios legales, por supuesto.



Las piedras suponen una provocación pero el gobierno israelí se niega a quitarlas. Negligencia y pasividad han llevado a creer que una eventual reacción musulmana ante las crecientes provocaciones serviría de excusa a Israel para apoderarse del control total de la Cuenca Santa: las propiedades que Israel trata de incorporar a un Gran Jerusalén.

Durante décadas, las autoridades israelíes han hablado de un Jerusalén unido –apuntando una cualidad espiritual en su mensaje-, como si Israel quisiera ser la patria de las tres fes monoteístas para así ganar en solidez y estabilidad. Si llegara a establecerse una autoridad central, un Jerusalén unido ofrecería también la posibilidad de preservar una ancestral y común herencia.

Sin embargo, al subrayar la palabra “unido”, Israel oculta la ausencia de una narrativa histórica verificable de apoyo que refuerce su idea dominante de incorporar dentro de sus fronteras todo un Gran Jerusalén artificialmente creado. Además de un sinfín de contradicciones e inconsistencias, el ansia de Israel por crear un Gran Jerusalén bajo su total control es plenamente sospechosa. Tan intensiva concentración en un Jerusalén “unido” revela una agenda oculta que degrada la unificación religiosa de Jerusalén y fomenta la división, el odio y el enfrentamiento.

Examinemos la Cuenca Sagrada. La Cuenca Sagrada contiene instituciones y santos lugares musulmanes y cristianos bien señalados que desde hace milenios tienen su ubicación histórica. Aunque gentes de fe judía tuvieron mayor presencia en Jerusalén durante los siglos del Jerusalén Bíblico, representada por el gobierno del rey Hezekiah y el control de las dinastías hasmoneas, su dominio y presencia se vieron interrumpidos durante dos mil años.

Numerosas y extendidas crónicas han posibilitado que parezca que esos 2000 años de ausencia y falta de control nunca hubieran sucedido y que tan sólo hubiera transcurrido un breve tiempo desde los años de Hezekiah. En la “Ciudad Vieja” de la Jerusalén actual pueden encontrarse algunas moradas y baños rituales, pero muy pocos, si es que hay alguno, monumentos, edificios o instituciones judíos importantes del período bíblico. El tan a menudo citado Muro Occidental es el muro de apoyo de la plataforma de Herodes y no tiene relación directa alguna con el Segundo Templo. En Jerusalén no se ha encontrado resto alguno del Templo Judío, ni una sola piedra.

Según la escritora religiosa Karen Armstrom, los judíos de Jerusalén no rezaron ante el Muro Occidental hasta que los mamelucos les permitieron trasladar sus congregaciones desde un peligroso Monte de los Olivos, y es a partir del siglo XV cuando empezaron a orar a diario ante el Muro. Estima que puede que en esa época no hubiera más de 70 familias judías en Jerusalén. Una vez que los otomanos reemplazaron a los mamelucos, Suleiman el Magnífico emitió un edicto formal en el siglo XVI que permitía que los judíos tuvieran un lugar para rezar ante el Muro Occidental.

El único símbolo importante que queda de presencia judía en la Ciudad Santa de Jerusalén es el barrio judío, que Israel desalojó de árabes y volvió a construir en 1967. Durante sus operaciones de desalojo, Israel demolió el Barrio Baghribi, que estaba junto al Muro Occidental, destruyó la Mezquita Al-Buraq y la Tumba del Sheij Al-Afdhaliyah, desplazando a unas 175 familias árabes.

Aunque la población judía en siglos anteriores ocupó un gran segmento de la Ciudad Vieja (se estima que había 7.000 judíos a mediados del siglo XIX), los judíos fueron dejando gradualmente la Ciudad Vieja y emigraron a nuevas barriadas del Oeste de Jerusalén, quedando allí sólo unos 2.000 judíos. El control jordano tras la guerra de 1948 redujo el número a cero. En 2009, la población del barrio judío en la Ciudad Vieja ha crecido hasta 3.000 habitantes, el 9% de la población de la misma. Las poblaciones cristiana, armenia y musulmana son sus principales integrantes y sus barrios contienen casi todo el comercio de la Ciudad Vieja.

Tratando de vincular el antiguo Israel con la actual Jerusalén, las autoridades israelíes continúan adjudicando denominaciones falsas a los puntos de referencia de la Cuenca Sagrada, mientras proclaman que la falsificación se debe a los bizantinos. Los restos de la más temprana Torre del Rey David, por ejemplo, fueron construidos varios cientos de años después de la fecha en que la Biblia sitúa el reino de David. Ahora es un obvio minarete islámico. Los restos más tempranos de la Ciudadela del Rey David son del período hasmoneo (200 años a.C.). La ciudadela fue enteramente reconstruida por los otomanos entre 1537 y 1541.

La tumba del Rey David, que se encuentra en la Abadía de la Dormición, es un cenotafio cubierto por un paño (no hay restos) que honra al Rey David. El casco relacionado con David no es más que un huésped no verificado. Se considera que las Piscinas de Salomón, ubicadas en un pueblo cerca de Belén, forman parte de una construcción romana durante el reinado de Herodes el Grande. Las piscinas suministraban agua a un acueducto que llevaba el agua a Belén y Jerusalén. Está asumido que los Establos de Salomón, bajo el Monte del Templo, son unas criptas que el Rey Herodes construyó para ampliar la plataforma del Monte del Templo. La Tumba de Absalón es obviamente un edificio esculpido por los griegos y por tanto no puede ser la tumba del hijo de David.

La Ciudad de David contiene artefactos que datan de antes y durante la época de David. Sin embargo, algunos arqueólogos sostienen que su número es insuficiente para poder estar seguros de una presencia israelita, incluida la del Rey David, antes de finales del siglo nueve. En ningún caso, una presencia israelita podría haber aparecido en un asentamiento pequeño y sin fortificar.

El Parque Arqueológico de Jerusalén en el interior de la Ciudad Vieja, junto con el Centro de Reconstrucción Virtual y Exhibición Davidson, arrojan en realidad poca luz sobre la cuestión. El Centro Davidson contiene una exposición de monedas, de cuencos y vasijas de piedra de Jerusalén. El Parque Arqueológico en la Ciudad Vieja contiene entre otros muchos objetos, incluyendo estructuras de la época de Herodes, baños rituales, un suelo de un palacio omeya, una calzada romana, puertas otomanas y la fachada de lo que se ha denominado el Arco de Robinson, una entrada al parecer herodiana al Monte del Templo. Sin embargo, las exposiciones no muestran muchas, ni siquiera alguna, estructuras o instituciones antiguas hebreas de especial importancia.

Arqueólogos serios, tras examinar las excavaciones que han hallado fragmentos de cerámica y restos de edificios, han concluido también que los hallazgos arqueológicos no sostienen la historia bíblica de Jerusalén y su importancia durante las eras de un reinado judío único bajo David y Salomón.

Margaret Steiner, por ejemplo, en un artículo titulado: “No es ahí: la arqueología prueba una negativa”, en la revista Biblical Archaelogy Review de julio/agosto de 1998, afirma que “desde el siglo décimo antes de Cristo no hay pruebas arqueológicas de que en Jerusalén hayan vivido muchos pueblos, sólo que fue una especie de centro administrativo público… No tenemos nada que indique que ahí hubo una ciudad durante los supuestos reinos [de David y Salomón]… Parece improbable, por tanto, que esta Jerusalén fuera la capital de un gran estado, la Monarquía Unida, como aparece descrita en los textos bíblicos”.
Jerusalén Oeste es ya otra canción. Con la proliferación del bandidaje y las puertas de la Ciudad Vieja cerradas antes de que anocheciera, la población prefería vivir dentro de las puertas de la ciudad. Sin embargo, el rico filántropo Moses Montefiore quería atraer a la población judía a los nuevos alrededores y construyó la primera comunidad judía fuera de la Ciudad Vieja; las primeras casas de Yemin Moshe se completaron en 1860. Desde aquel momento en adelante, la presencia judía jugó un papel fundamental en la creación de Jerusalén Oeste.

Otras instituciones –las ortodoxas griegas, católicas, ortodoxas rusas y musulmanas- se atrevieron pronto a salir también y empezaron a poseer propiedades en el desarrollo de Jerusalén Oeste.

En 1948, una vez que el ejército israelí se apoderó del control de Jerusalén Oeste, el nuevo gobierno israelí confiscó allí todas propiedades pertenecientes a instituciones musulmanas. La razón que se dio fue que eso era “propiedad del enemigo”. Pocos musulmanes y ninguna mezquita quedan hoy en la zona.

Pero esto suponía una contradicción. Al atacar y limpiar étnicamente las comunidades árabes cristianas de Deir Yassin y Ein Kerem, las fuerzas israelíes definían a los palestinos cristianos como su enemigo. Sin embargo, Israel no confiscó las propiedades cristianas, muchas de las cuales son evidentes en Jerusalén Oeste. La Iglesia Ortodoxa Griega posee amplias propiedades en Jerusalén Oeste, muchas de las cuales están marcadas por su símbolo “T…”, interpretado como la palabra “sepulcro”.

Otra contradicción es que Israel ha cuidado el cementerio judío del Monte de los Olivos y lo ha ampliado como patrimonio cultural. Parte del famoso cementerio musulmán Mamilla en Jerusalén Oeste ha sido clasificado como propiedad refugiada y se están haciendo los preparativos para demolerlo y construir el nuevo Museo de la Tolerancia.

Jerusalén Este revela aún más contradicciones. La repetida advertencia de los dirigentes israelíes de que no es posible la coexistencia y que hay que separar a las comunidades judías y musulmanas se contradice con el deseo israelí de incorporar Jerusalén Este a Israel. Esa incorporación significaría aceptar en una parte del estado judío entre 160.000 y 225.000 palestinos.

¿Sería así? Mientras que las antiguas e históricas barriadas judías en Jerusalén Este han mantenido sus particularidades meticulosamente cuidadas, o se han ido reconstruyendo en su estilo original, las barriadas antiguas de Jerusalén Este han sido totalmente descuidadas (todo el Jerusalén Este árabe está abandonado) o destruido. ¿Cuánto deterioro y destrucción son capaces de aguantar los palestinos antes de decidir marcharse?

La construcción de casas judías en las barriadas del Jerusalén Este Árabe prosigue imparable su marcha, así como la destrucción de hogares árabes, a base de declararlos ilegalmente construidos o ilegalmente adquiridos. Sobre 44 dunums [44.000 metros cuadrados] de tierra confiscada de familias palestinas, una compañía privada ha construido la comunidad cerrada de Nof Zion, y ha separado convenientemente el palestino Yabal Al-Mukabir de otras partes de Jerusalén Este. Ningún árabe puede concursar. Los condominios, por valor de millones de dólares, se anuncian para inversores estadounidenses.

El Ministerio israelí del Interior ha aprobado un plan para demoler un jardín de infancia y el mercado para mayoristas situado en la barriada Wadi Yoz de Jerusalén Este para construir un nuevo hotel cercano a la Ciudad Vieja y al Museo Rockefeller. La consecuencia será la destrucción de una barriada árabe y su sustitución por intereses judíos, a los que un día se unirán otros intereses judíos más.

Esos son sólo dos ejemplos de un plan maestro para sustituir la presencia árabe de siglos de antigüedad en Jerusalén Este con una moderna presencia judía. La antigua presencia árabe se sigue subdividiendo cada vez más por el Muro de Separación que discurre a través del paisaje de Jerusalén Este, separándolo de Cisjordania, haciendo que sea imposible que un estado palestino pueda tener su capital en Jerusalén Este.

El plan maestro amplía los límites de Jerusalén para incluir el gran asentamiento (ciudad) israelí de Maale Adumim. Entre Maale Adumim y Jerusalén Este, Israel se propone construir el Corredor E1, que uniría los asentamientos formando un anillo y reforzaría la separación de Jerusalén Este de Cisjordania. El Corredor E1 dividirá el norte y el sur de Cisjordania e imposibilitará el tránsito directo entre la Belén palestina, que está al sur de E1, y la Ramala palestina, que está al norte de la E1. La construcción del Corredor E1, partes del cual son propiedad palestina, podría así impedir la formación de un estado palestino viable.

Si Israel está destruyendo el patrimonio cultural de Jerusalén y aplastando su significación espiritual, ¿por qué Israel quiere unificar Jerusalén?

Israel es físicamente un pequeño y nuevo país con una población codiciosa y grandes ambiciones. Necesita conseguir más prestigio y quiere que la consideren como un poder emergente en la escena mundial. Para conseguir esas cosas, Israel necesita una capital que inspire respeto, contenga tradiciones antiguas y sea reconocida como una de las ciudades importantes del mundo. Casi todas las naciones principales del planeta, desde Egipto a Alemania a Gran Bretaña tienen capitales que son grandes ciudades. Para conseguir sus objetivos, Israel quiere una Jerusalén descomunal que contenga la Ciudad Santa.

Sin embargo, eso no es todo. Jerusalén tiene un importante mercado turístico que podría ampliarse. Eso podría proporcionarle nuevas oportunidades comerciales y una vía de entrada en todo Oriente Medio. Una Jerusalén indivisible bajo control israelí supondría un buen montón de shekels.

Israel compite con Estados Unidos como centro del pueblo judío. Necesita un Jerusalén unificado para conseguir reconocimiento como la patria del judaísmo. Al controlar todos los lugares sagrados, Israel conseguiría la atención de los dirigentes musulmanes y cristianos. Esos dirigentes se verían forzados a hablar con Israel, y éste tendría ventaja a la hora de negociar en las disputas.

Todo lo que Israel consiga, será a costa de los palestinos. Incluso aunque Israel esté de acuerdo con el establecimiento de un estado palestino, dirigirá sus políticas a limitar la eficacia de ese estado. Ya que Jerusalén Este y sus lugares santos benefician en gran medida la economía palestina y aumentan la legitimidad palestina, Israel hará todo lo que pueda para impedir que se ceda Jerusalén Este al nuevo estado de Palestina. Un Jerusalén “indivisible” forma parte de ese esfuerzo.

Jerusalén Oeste sólo le proporciona a Israel una capital norte/sur. Un Jerusalén íntegro le daría a Israel una mirada a largo plazo hacia una capital este/oeste, o una capital centralizada para la tierra de las anteriores tribus judías bíblicas.

Los ideales socialista sionista y el movimiento cooperativo de los kibbutzim recibieron apoyo durante muchos de gente idealista de todo el mundo. El equiparar a Israel con la tragedia del Holocausto extendió esa simpatía y apoyo. Con el fin del sueño sionista, la decadencia de la vida del kibutz y la vulgarización del Holocausto, Israel necesita un nuevo símbolo de identidad que pueda capturar la atención mundial.

Si es que Israel tiene algo que reivindicar sobre Jerusalén, esa reivindicación debería oírse y discutirse en un foro adecuado. Sin embargo, no es ese el proceso puesto en marcha. Al contrario, el gobierno israelí está utilizando procedimientos ilegales e ilegítimos, así como métodos falsos e hipócritas para cumplir a la fuerza su agenda. Israel no está defendiendo su postura sino empleando su poder para atropellar todas las consideraciones legales, morales e históricas.

En el Museo de la Ciudadela de David hay una inscripción: la tierra de Israel está en el centro del mundo y Jerusalén es el centro de la tierra de Israel.

Esta autoalabanza fue recogida recientemente en un café de Jerusalén Oeste durante una conversación que mantuve con varios israelíes. Un joven israelí que estaba sentado en la mesa intervino bruscamente en la conversación con las palabras: “El mundo mira a Jerusalén. Jerusalén es el centro del mundo y Jerusalén es la capital de Israel. Todo el mundo necesita a Jerusalén y por lo tanto tendrán que hablar con Israel”.

Esa es la razón por la que Israel necesita desesperadamente su Gran Jerusalén.

Dan Lieberman es editor de “Alternative Insight”, un boletín informativo que se publica de forma mensual en Internet.

Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

Enlace con texto original: http://weekly.ahram.org.eg/2009/956/special.htm

La gripe A se ha propagado a casi el 100% del planeta

Mateo 24:7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.

(IAR Noticias) 25-Julio-09



El H1N1 ha llegado a 160 de los 193 Estados miembros de la OMS, así que "nos acercamos al 100%", según ha indicado el portavoz Gregory Hartl, en una sesión informativa. Con todo, pero el comportamiento del virus hasta ahora no ha variado, según añaden desde la OMS.


IAR Noticias /
EFE

La propagación del virus de la gripe A ya casi cubre el 100% del planeta, según ha indicado un portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha comunicado además que el número de víctimas mortales de la nueva gripe es de 800 en todo el mundo.

El H1N1 ha llegado a 160 de los 193 Estados miembros de la OMS, así que "nos acercamos al 100%", según ha indicado el portavoz Gregory Hartl, en una sesión informativa. Con todo, pero el comportamiento del virus hasta ahora no ha variado, según añaden desde la OMS.

"Por el momento no hemos visto ningún cambio en el comportamiento del virus. Lo que estamos viendo es una expansión geográfica por los países", ha explicado Hartl.

El portavoz ha dicho que las primeras dosis de la vacuna para la enfermedad deberían estar preparadas para principios del otoño del hemisferio norte.

La OMS tiene prometidas hasta ahora 150 millones de dosis de dos fabricantes para los países en desarrollo, y está negociando con otros productores para más dosis que se reservarán para los países menos desarrollados, precisó.

El nuevo virus fue detectado a finales de marzo en México y la OMS declaró el estado de pandemia mundial el pasado 11 de junio.

miércoles, 22 de julio de 2009

Illuminatis, "juego" de cartas INWO

Apocalipsis, los últimos tiempos. ¿Está usted afirmado sobre la Roca?


INWO: ¿Un juego de cartas o un aviso de lo que ya planificaron desde el poder para el mundo?




¡Cuidate!
¡Dios te bendiga!

domingo, 12 de julio de 2009

Vaticano: Ratzinger, sirviente y precursor del anticristo.

Apocalipsis, los últimos tiempos. ¿Está usted afirmado sobre la Roca?


Desde estas páginas seguiremos insistiendo y no nos cansaremos de insistir en que cada uno de nosotros los creyentes estamos en la necesidad imperiosa de abrir nuestros ojos ante los acontecimientos que se están dando en estos tiempos. Hablamos de acontecimientos que tienen que ver con lo climatológico; con la salud planetaria y la incidencia de las pandemias recientemente declaradas; con la destrucción que se lleva a cabo de la creación; y con las señales políticas.
En esta entrada nos referiremos a un acontecimiento que la "¿alta política?" celebró en la reunión del grupo de los ocho en L´Aquila.
Es evidente que EEUU ha perdido su hegemonía y que aún Obama antes de ser elegido presidente admitió que se estaba entrando en un mundo multipolar.
Un Nuevo Orden Mundial se avecina sobre el planeta globalizado, la crisis traerá un cambio mundial.


El G8 como grupo de poder económico industrializado, según afirman algunos periodistas especializados ya no tiene razón de ser y dicen que se adviene una fuerte influencia de los países emergentes en las decisiones mundiales.
Fue en el G8 donde Dmitry Medvedev, presidente de Rusia, presentó la nueva moneda mundial que según sus intereses estaría desbancando al dólar estadounidense y pregonando un futuro económico de unidad en la diversidad.
¡¿No es para asombrar?!



Que el presidente de Rusia tome una moneda de su bolsillo y la presente como la futura moneda única mundial no es un dato menor precisamente.



¡Una vez más llamamos nuestra atención a los hechos que acontecen vertiginosamente y a la precaución necesaria en cuanto a nuestra propia vida de fe!


¡La globalización no tiene otro objetivo que la final unificación del poder mundial!
Y este poder mundial unificado estará en manos del peor de los dictadores de la historia: El anticristo.

El camino está siendo preparado por los "poderosos" de la tierra, aquellos serviles del diablo, servidores procaces que expresan su maldad en una de sus peores facetas que pueda exponer el ser humano: El amor al dinero y al dominio del otro.
Las peores de las aristas del anticristo se expresan hoy por medio de estos insensatos e insensibles que nos quieren hacer creer que destinando U$S 20.000 millones, por medio de sus entidades de "bien" se erradicará el hambre en el planeta cuando es sabido que ese dinero jamás llegará a los que hoy sufren a causa de sus maldades y de su contubernio con los poderosos de las corporaciones que los manejan como a títeres.
Se ríen en la cara de los damnificados por los males que ellos mismos provocan mientras se encierran en sus lujosas casas para sumirse en orgías y fiestas tan macabras como sus almas insensatas.
Lo cierto es que estos ejemplares plagados de maldad, aunque nos parezca extraño y aunque Satanás quiera hablar a nuestras mentes queriendo hacernos creer que lo que estamos diciendo es una fantasía, trabajan para la venida próxima, muy próxima del anticristo.
Ya se empieza a hablar que el G8 no tiene razón de ser, tampoco el G20, ahora llamaron a Brasil , India, Egipto, etc a que se sumen y va transformándose el número de los países que regirán el planeta hacia el gobierno único de la bestia apocalíptica.
¿Terminarán el día de mañana siendo diez países?

Viene a nuestra mente el siguiente versículo:
Apocalipsis 17:12 Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia.
17:13 Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia.


¡¡¡Alerta!!!

¡¿Será que el nuevo grupo de "iluminados" (¿Illuminatis?) que guiará el destino temporal del planeta estará compuesto por diez países?!

Obviamente el destino final está en las manos de Dios: ¡Bendito sea!

Raymond Aron fijó la regla estratégica primordial: "El que sabe el qué, descubre el cómo". Por eso el G-8 no es más el eje del poder mundial; y el G-20 se transforma en la nueva plataforma de gobernabilidad global. "Los medios de poder han escapado al control de los Estados (...) Domar el fuego telúrico -finanzas, técnica-, presupone el Estado mundial. No se trata de una mera suma, una duplicación, sino de un salto cualitativo; el ascenso a una potencia aún inimaginable (...) No es un postulado ético o voluntarista; es algo que adviene, que entra en el presente desde el futuro", indica Ernst Jünger.

Por último y como principal protagonista de esta entrada tenemos las declaraciones de Joseph Ratzinger, quien sin ningún tipo de disimulo aboga por el establecimiento de una nueva autoridad política mundial.
Reiteramos: ¡Una Nueva autoridad política mundial!
¡Qué coincidencia!

Surge un nuevo poder mundial para conducir la globalización

Lo cierto es que desde sus múltiples blasfemias y confesiones antibíblicas está conduciendo a los desprevenidos a creer que este Nuevo Orden Mundial provendrá de Dios llevando a confusión a muchos y alentando a la adoración del anticristo.

Benedicto XVI (Joseph Ratzinger) dijo esta semana: "Se necesita una nueva y verdadera autoridad política mundial, que pueda crear un nuevo orden político, jurídico y económico global, capaz de conducir la economía hacia una cooperación internacional para el desarrollo solidario de todos los pueblos. Sin el establecimiento de esta nueva autoridad política, no se puede conducir la globalización". (Veritas in Caritate, capítulo 6, punto 67).
Agrega Ratzinger: "el papel central de los países emergentes en el proceso de globalización permite enfrentar mejor la crisis global, y orientarse hacia una nueva civilización y una sociedad más humana".

Este falso profeta desde el vaticano nos querrá hacer creer también que es desde el ecumenismo y de la pluralidad de religiones de donde vendrá la salvación de la humanidad.
Aquellos que tenemos la sana costumbre de leer la Palabra de Dios y la gracia de haber creído en Jesucristo como nuestro Único y más que suficiente Salvador sabemos que sus afirmaciones antibíblicas y su silencio bíblico son blasfemias del diablo, a quien sirve.

No nos crea agoreros, simplemente decimos lo que creemos que está en la Palabra de Dios: Vendrán tiempos difíciles para la humanidad (aún más difíciles) y quizás sea en un tiempo más cercano de lo que parece.
¡Es tiempo de creer en Jesucristo ya que todas sus Palabras benditas se están cumpliendo y está próxima su segunda venida!

Isaías 55:6 Buscad a Dios mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.

Juan 5:24 De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.

Lucas 21:36 Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.


¡Cuidate!
¡Dios te bendiga!


Ver video del 23/11/2.008. Señales de los últimos tiempos

Video: "Señales de los últimos tiempos"



La Agenda del G-8

Apocalipsis, los últimos tiempos. ¿Está usted afirmado sobre la Roca?


“Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración.” (1 Pedro 4:7)

“Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre.” (Daniel 2:44)

Cada uno de nosotros llevamos a cabo una serie de actividades ya programadas en nuestra agenda diaria. Vamos de aquí para allá ocupados en mil asuntos, algunos de ellos muy importantes, pero la gran mayoría no son muy significativos. Perdemos el tiempo en frivolidades y deseos mundanales. Para ser sinceros, la mayor parte de nosotros no estamos tomando en cuenta las palabras de advertencia que nos diera Dios en su Santa Palabra acerca de los últimos tiempos. Nuestro Padre Celestial nos exhorta a estar velando y orando, pues se acerca un tiempo de gran prueba para el pueblo de Dios.

Podemos recordar lo que sucedió en el Jardín de Getsemaní. Jesús pidió a sus discípulos que velaran junto con él en oración, ¿mas que hicieron?… se dejaron dominar por el sueño. Mientras Satanás llevaba a cabo su propia agenda, ellos cabecearon y no velaron, y por eso en el momento de la prueba, todos huyeron, dejando a nuestro Señor Jesucristo sólo en su gran agonía. Por eso se nos anima a orar y velar, para no entrar en tentación, para no volver nuestras espaldas a Jesús tal y cual sus discípulos hicieron cuando llegó el tiempo de la prueba. Pero era también necesario orar y velar para estar al tanto de lo que sucedía. Cuando los enemigos de Jesús llegaron para prenderle, todos los discípulos se turbaron y no actuaron como debieron hacerlo. Se llenaron de temor, y dejando a Jesús, huyeron. ¡Qué tristeza tuvo que haber experimentado nuestro Señor Jesucristo, cuando aquellos que decían que le amaban, le dejaron solo!

¿Será que nosotros haremos lo mismo, por no estar velando y orando? “Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” (Lucas 18:8b)

Cuando desde estas páginas nosotros les comunicamos a ustedes acerca de los acontecimientos mundiales, nuestra intención no es alarmarles, ni preocuparles, ni atemorizarles. Nuestro propósito es provocar en ustedes una inquietud tal que les anime a velar y orar, al darse cuenta “que el fin de todas las cosas se acerca”. Nuestro deseo es que reconozcan que el regreso de nuestro Señor Jesucristo está cerca y que como hijos de Dios debemos estar preparados. ¿Pero cómo lo haremos si estamos tan envueltos en el pecado y estamos tan impregnados del mundo, que las señales están ante nuestros ojos y las pasamos por desapercibidas? Luego nos encontramos en nuestras iglesias diciendo: “¡Amén! ¡Gloria a Dios!” cuando nos predican acerca del retorno de Jesús. ¡MENTIRA!
En nuestros corazones realmente no deseamos que nuestro Salvador venga. Nuestros hechos así lo confirman, cuando tomamos en poco las palabras de Jesús que nos advierten a estar sobrios y velar en oración. Nuestros hechos así lo confirman, cuando no hacemos nada por buscar las almas que se pierden. Nuestros hechos así lo confirman, cuando damos más importancia a la cosas terrenales que a las celestiales.

Y mientras tanto, Satanás y sus secuaces unen sus fuerzas para llevar a cabo su plan.

Berlusconi en la reunión del G8


¿Qué ustedes creen que hay detrás de la agenda del G-8? ¿Realmente ustedes creen que están tan interesados en los problemas que nos aquejan? Esos líderes tan “humanitarios”…buscando cómo resolver nuestra situación, ¡que solidaridad! Es mas, para demostrar su gran empatía, deciden cambiar la sede de su encuentro a L’Aquila, lugar que fue fuertemente devastado por un reciente terremoto. Y claro está, dicha cumbre culmina con grandes promesas por parte de sus líderes, para solucionar todos nuestros problemas.

Veamos…

La cumbre tiene lugar en un momento en el que los múltiples desafíos globales requieren más que nunca el compromiso y la determinación de los líderes del G8 y de sus asociados para promover una acción internacional coordinada. La cumbre del G8, por lo tanto, es una ocasión crucial para dar el impulso político necesario para encontrar y aplicar soluciones y garantizar un vínculo con los otros procesos en curso.”

“La canciller alemana Angela Merkel abogó por una mayor participación del G20 en la búsqueda de soluciones a la crisis económica, el calentamiento global y la lucha contra el hambre y la pobreza en el mundo.”

Según Lula y Sarkozy, la crisis financiera global hizo evidente que los líderes de los países industrializados y emergentes deben poner en marcha "las reformas necesarias para la construcción de un mundo más justo... y sostenible".



Promesas…

Para solucionar el problema del calentamiento global:
“Los países del G-8 acordaron como meta recortar las emisiones mundiales en un 50 por ciento para el 2050, y Estados Unidos aceptó este punto por primera vez. También establecieron un objetivo de reducciones del 80 por ciento total para las naciones desarrolladas.”

Para luchar contra el hambre y la pobreza:
“El presidente estadounidense ha conseguido asimismo persuadir al resto de líderes de los países más industrializados y Rusia para que contribuyan con cerca de 12.000 millones de dólares en los próximos tres años a una iniciativa de seguridad alimentaria.”

“El objetivo de Zapatero es que los aquí presentes se comprometan a hacer aportaciones suficientes para cumplir el primero de los Objetivos del Milenio: reducir a la mitad el hambre y la pobreza extrema en el mundo en 2015. Faltan seis años y parece imposible conseguirlo.”

Problema de armas nucleares:
“Tras una reunión con el presidente italiano, Giorgio Napolitano, Obama destacó la importancia de que la comunidad internacional trate con países como Irán o Corea del Norte para intentar persuadirles de que renuncien a sus ambiciones nucleares. ‘Es importante que la comunidad internacional pueda hablar con países como Irán o Corea del Norte y alentarles a dar pasos para no contribuir a la proliferación nuclear’, afirmó.”

Solución a la crisis económica…????
“Pese a ‘los progresos alcanzados hasta ahora’ en la recuperación de la confianza y la estabilización de los mercados financieros, la ‘situación sigue siendo incierta y que sigue habiendo riesgos significativos para la estabilización económica y financiera’, señala la declaración.”


Como pueden ver, muchas promesas, pero no muy buenas esperanzas. Lo que sí podemos asegurarles es que ellos siempre irán detrás de sus propios intereses y poco les importará el bienestar de los demás. Sólo buscan más poder y control sobre el mundo. Pero nosotros tenemos un Padre celestial que cuida de nosotros en todo momento y él espera, que como hijos obendientes, seamos sobrios y velemos en oración, para que cuando llegue la prueba podamos resistir y permanecer firmes. ¡Cristo Jesús viene pronto!

“He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza.” (Apocalipsis 16:15)

¡Dios te bendiga y te guarde!

sábado, 11 de julio de 2009

Una misión que cumplir

Apocalipsis, los últimos tiempos. ¿Está usted afirmado sobre la Roca?


Cuanto más tiempo estemos aquí en el mundo, tanto mayor es el peligro de que, como iglesia, nos concentremos en nosotros mismos procurando mantener nuestras estructuras y nuestras instituciones a expensas de lo que se nos ha llamado a hacer, que es predicar al mundo el mensaje del evangelio que Dios nos ha dado. La misión que tenemos es un aspecto esencial de la vida cristiana. Es el corazón de la iglesia. Esta misión no es uno entre los muchos programas de la iglesia, sino que es la verdadera razón de su existencia. Cada cristiano es llamado a ser un misionero, “uno que es enviado”.

“Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.” (Marcos 16:15)

Las señales que se están cumpliendo en nuestro entorno nos indican sin lugar a dudas que estamos viviendo los últimos tiempos y por lo tanto el evangelio debe ser predicado tan rápidamente como sea posible a la mayor cantidad de gente que sea posible. ¿Cuán en serio tomas el llamado de alcanzar a otros con el evangelio? El mandato de llevar el evangelio al mundo entero se encuentra en los cuatro evangelios, así como en el libro de los Hechos. Si tú te consideras discípulo de Jesús, a tí se te ha dado esta encomienda y Dios te a provisto del poder del Espíritu Santo para así hacerlo.
“Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.” (Hechos 1:8)

Está muy claro que el evangelio debe ser predicado a todas las naciones.
“Y es necesario que el evangelio sea predicado antes a todas las naciones.” (Marcos 13:10)
Piensa en todas las personas que aún no han sido alcanzadas para recibir el mensaje de salvación. Toda esa gente se perderá a menos que cumplamos con la gran comisión. Lamentablemente hemos perdido de vista nuestra misión de testificar al mundo y nos hemos concentrado más en proteger y sostener nuestras propias instituciones. Estamos “acuartelados” en nuestros templos y hemos perdido la razón de nuestra existencia. Tanta comodidad resulta en tropiezo para lograr nuestro cometido. Resulta ahora tan difícil salir de las cuatro paredes del templo y buscar a los que aún se encuentran perdidos. Pero Jesús advirtió claramente:
“Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.” (Marcos 8:35)

Pablo nos dejó un ejemplo a seguir:
“Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiese sido nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno, sino, como está escrito: Aquellos a quienes nunca les fue anunciado acerca de él, verán; Y los que nunca han oído de él, entenderán” (Romanos 15:20-21).

No podemos quedarnos dentro de nuestras iglesias. Debemos salir a buscar nuevos terrenos para sembrar la Palabra de Dios. Y vuelve Pablo a exhortar:
“Y que anunciaremos el evangelio en los lugares más allá de vosotros, sin entrar en la obra de otro para gloriarnos en lo que ya estaba preparado.” (2 Corintios 10:16)

La iglesia debe tener una mente centrada en la misión. Cada uno, individualmente, sin excepción, está llamado a ser un testigo de Jesucristo. No todos tenemos el don de predicar, pero todos hemos recibido algún otro don o talento, de manera que estamos capacitados para que de una forma u otra podamos compartir y hablar de las grandes cosas que Jesús ha obrado en nuestras vidas y de nuestra gloriosa esperanza.

“Sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones” (1 Tesalonisenses 2:4).
“Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.” (1 Corintios 12:7)
“Y todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere” (1 Corintios 12:11).
“De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.” (Romanos 12:6-8)

El pueblo de Dios necesita la presencia y los dones del Espíritu Santo si quieren tener éxito en alcanzar a otros. Hay una verdad sencilla, sin embargo, aunque simple, siempre será una gran verdad: “No puedes dar lo que no tienes.” A menos que nos aseguremos que tenemos una relación viva con Dios, no podemos esperar conducir a otros a tener la misma experiencia. Si hemos decidido seguir a Cristo, desearemos conocer tanto como podamos acerca de él, de su carácter y de lo que él espera de nosotros. Esto lo logramos cuando estudiamos la Santa Palabra de Dios y en oración. Cuando dejamos de cimentar nuestra fe en las enseñanzas sólidas de la Palabra de Dios, estamos en peligro de alejarnos del centro de nuestra fe: Jesucristo, nuestro Señor, y a su vez nos alejamos de nuestra misión: proclamar el evangelio, el mensaje de salvación al mundo a través de Jesús. Una iglesia que responde a su llamado, será una iglesia que crece. Y no me refiero a una estructura, sino al grupo de individuos que forman el cuerpo de Cristo. El crecimiento no debería limitarse al aspecto numérico solamente, sino que de forma individual y corporativa, debemos “crecer en gracia”, si deseamos que nuestro testimonio sea verdaderamente productivo.
“Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.” (2 Pedro 3:18a)

No hay dudas de que compartir el mensaje de Cristo crucificado y resucitado, implica grandes sacrificios. El Señor demanda de cada uno de nosotros que seamos fieles a su llamado, lo cual significa renunciar a muchas cosas.

“El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará” (Mateo 10:37-39).

Jesús no nos pide algo a cambio de nada. El tiene una gran promesa para aquellos que deciden seguirle y cumplir con su gran encomienda.

“Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna.” (Marcos 10:29-30)

La iglesia es el instrumento escogido por Dios para llevar las buenas nuevas de salvación a toda la humanidad.
Fue diseñada para servir, y su misión es la de anunciar el evangelio al mundo. Desde el principio fue el plan de Dios que su iglesia reflejara al mundo su plenitud y grandeza. El cuerpo de Cristo, aquellos que han sido llamados de las tinieblas a la luz, han de revelar la Gloria de Dios. Es necesario crecer espiritualmente, pero no debemos usar eso de excusa para descuidar el llamado que tenemos de alcanzar a otros para Cristo. ¿Cuál es tu lugar en la misión de la iglesia? ¿Qué más podrías hacer? ¿Qué diferencia ha producido tu presencia para alcanzar a otros?

Recuerda…

“Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.” (1 Corintios 15:58)

“Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.” (Efesios 5:15-17)

“Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.” (Mateo 24:14)

¡Dios te bendiga y te guarde!

Sin amor somos “nada”

Apocalipsis, los últimos tiempos. ¿Está usted afirmado sobre la Roca?


“Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.”
(1 Corintios 13:13)


Pablo destaca que por más importantes que sean la fe y la esperanza, y otros elementos del cristianismo, todo debe comenzar y fundamentarse en el amor. Dios es amor. Cualquier cosa que Dios haya hecho, que esté haciendo o que hará, todo es una manifestación de su amor. El amor de Dios excede por mucho lo que los seres humanos suelen llamar amor, que a veces es un mero sentimiento superficial o una pasión temporal que a menudo está mezclada con egoísmo y codicia. Dios no sólo tiene amor o muestra amor, él es amor.
“Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él” (1 Juan 4:16).

El amor de Dios por la humanidad se ha revelado de muchas formas y maneras, la mayor de las cuales es el sacrificio de su único Hijo en la cruz. Como seguidores de Jesús, respondemos a su amor al amar a otros así como Cristo Jesús nos amó a nosotros.
“Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante” (Efesios 5:2).

Hay una necesidad interna, en nosotros, de recibir amor. Necesitamos el amor de nuestros padres, familiares y amigos. Necesitamos ser parte de una comunidad amante. Pero tanto como necesitamos recibir amor, también necesitamos dar amor. Pero el verdadero amor no comienza con nosotros. La capacidad de amar es creada en nosotros por nuestro Creador. El corazón no consagrado no puede originarlo ni producirlo. El verdadero amor sólo se encuentra en el corazón en el que reina Jesús. En el corazón renovado por la gracia divina, el amor es el principio de acción dominante.
“Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte” (1 Juan 3:14).

Aunque Dios quiere nuestro amor más que ninguna otra cosa, él no necesita nuestro amor del mismo modo en el que nosotros necesitamos de su amor. “En Dios no hay apetito que necesite ser saciado; solo abundancia que desea dar.” – C. S. Lewis. Nuestro amor humano necesita ser transformado por el amor divino, de modo que, aunque continuemos anhelando el amor de otros, seamos capaces de dar amor sincero a los demás. En su sabiduría infinita, Dios ideó un plan para tratar el problema del pecado de la mejor manera posible. Siendo un Dios santo, no podía pasar por alto la rebelión de la humanidad, pero siendo también un Dios de amor, no podía ignorarlos y permitir que sus criaturas perecieran sin hacer lo máximo para salvarlas.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16).

“La santidad de Dios es su majestuosa pureza, que no puede tolerar el mal moral. El amor de Dios es su brazo expansivo y tierno al pecador. La santidad de Dios es su alejamiento de lo que es impuro y profano. El amor de Dios es su disposición a identificarse con los que son impuros, con el fin de ayudarlos.” – Donald G. Bloesch

La realidad trágica de este mundo incluye amor propio, ambición ciega, competencia, corrupción y guerra. Mientras el ser humano sea guiado por los principios del príncipe de las tinieblas, el amor no tendrá posibilidad de florecer. “Si juzgas a la gente, no tendrás tiempo para amarla” – Teresa de Calcuta. Si realmente hemos sido convertidos y llegados a ser discípulos del Señor, el principio del amor reinará en nuestras vidas. Cualquiera que sea nuestro defecto o debilidad, nuestro amor a Dios y hacia los demás crecerá. En otras palabras, la conversión es una reorientación: un cambio del amor propio al amor a Dios y el amor a los semejantes. Si realmente hemos sido cambiados por Jesucristo, su amor caracterizará nuestro trato con los demás.

“Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor” (1 Juan 4:7-8).

“Si los miembros de la iglesia eliminan todo culto al “yo” y quieren recibir en su corazón el amor de Dios y el amor mutuo que llenaba el corazón de Cristo, nuestro Padre Celestial manifestará constantemente su poder mediante ellos. Unanse los hijos de Dios con las cuerdas del amor divino y entonces el mundo reconocerá el poder de Dios que obra milagros.” – EGW

Jesucristo es nuestro modelo máximo. Si nos preguntamos cómo debería ser nuestro amor, sólo necesitamos mirar a nuestro Salvador. En él vemos el ejemplo perfecto. El amor que viene de Cristo nos mueve a dar una respuesta amante y esto nos dará el intenso deseo de compartir ese amor con otros. Si profesamos ser discípulos de nuestro Señor Jesucristo, nuestra vida estará marcada por el amor incondicional hacia nuestro Hacedor y un amor abnegado hacia los demás. Si el amor de Jesucristo es el que nos mueve, sin duda tendremos compasión por las personas que se pierden y procuraremos la salvación de cada persona, así como lo hizo nuestro amante Salvador. “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús” (Filipenses 2:5). Si de veras estás esperando la segunda venida de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, es necesario que prediques el evangelio a toda criatura. No hay mayor prueba de amor hacia Dios y hacia los demás que procurar la salvación de todos.

“Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.” (Juan 13:34-35)

Romanos 12:9-21
12:9 El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno.
12:10 Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.
12:11 En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor;
12:12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;
12:13 compartiendo para las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad.
12:14 Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis.
12:15 Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran.
12:16 Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión.
12:17 No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres.
12:18 Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres.
12:19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.
12:20 Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza.
12:21 No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.

¡Que Dios te bendiga y te guarde!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...