El ICTS es una firma holandesa dedicada a la seguridad aérea y creada en 1982 por el Shin Bet (agencia de seguridad internacional de Israel) y la aerolínea más importante de Israel. 




Esta compañía es la encargada de establecer los puntos de control en aeropuertos incluyendo el control de pasaportes, escáneres de rayos-x, contratación de todos los operarios. Hasta 2003 el ICTS era propiedad de Ezra Harel, apellido famoso en la historia del Mossad; y no dirige el control en todos los aeropuertos, solo en los que son contratados.

Todos los aeropuertos del atentado del 11 de Septiembre contra las torres gemelas estaban operados por la misma compañía: el ICTS; al igual que el aeropuerto Charles de Gaulle a día de hoy. El ICTS controlaba el aeropuerto de Bruselas el 22 de Marzo cuando ocurrieron los recientes atentados.

También era la compañía encargada de la seguridad de atocha en los atentados de Madrid del 11-M y la responsable de seguridad en muchos otros atentados terroristas. Ellos tienen acceso en tiempo real a todas las cámaras de seguridad y software informáticos en todas las infraestructuras que controlan.

El 18 de Mayo (un día antes de que se estrellara el avión) el régimen israelí iniciaba unos ejercicios militares aéreos y navales al sur de la isla griega de Creta, justo donde se perdió el contacto con el vuelo MS804. Esto coincidiría totalmente con los atentados de Madrid, Londres y Nueva York, ya que en estos también finalizaban ejercicios anti-terroristas de la OTAN la jornada anterior. Además el secretario de estado de transportes de Francia, Alain Vidalies, afirmo que se encontraban en el vuelo 3 agentes anti-terroristas encubiertos, descartando la posibilidad de acción terrorista a bordo de la aeronave.

 Estos agentes la mayoría de ocasiones los facilita internacionalmente la aerolínea israelí que fundó en ICTS con el Shin Bet. Dejando solo 2 opciones: los 3 agentes (cantidad inusual para vuelo casi vacío) sabotearon la aeronave realizando un atentado de falsa bandera; o lo derribaron las tropas israelíes en maniobras.

La confirmación de esta tesis sería la inesperada dimisión el 20 de Mayo (al día siguiente de la caída del vuelo MS804) del ministro de defensa israelí. Su alegato para la renuncia en el cargo fue:

 ``qué Israel estaba siendo tomada por elementos extremistas y peligrosos´´

Nabih Al-Wahsh, analista político egipcio declaraba en el canal Al-Asseema TV que ``toda la evidencia indica que la sucia entidad sionista está detrás del accidente del avión y el tiempo me dará la razón´´.